promocarrie

El Partido Popular no garantiza la gratuidad de los libros de texto y material curricular en la Comunidad de Madrid. El procedimiento está siendo caótico y poco transparente.

La Presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, anunció a bombo y platillo la implantación para el curso próximo de un sistema de gratuidad de libros de texto y de material curricular; algo que las familias llevaban esperando desde la supresión de las becas hace ya bastantes cursos, y que llegaría con años de retraso respecto a otras comunidades autónomas. La ley que debía garantizar esta gratuidad se aprobó, con limitaciones y sin memoria económica, en el mes de junio. Desde entonces, hasta el pasado día 19 de octubre, apenas se ha sabido nada de su desarrollo ni de su aplicación. Eso sí, los centros han repartido a las familias un formulario que debían cumplimentar, sin más aclaración, en el que se les instaba a adherirse en ese momento al sistema, y a conservar y tener disponibles los libros y material curricular del curso actual.

Apenas tres meses después de aprobada la ley el Partido Popular, en colaboración con su socio de legislatura, Ciudadanos, ha introducido por el procedimiento de lectura única, que soslaya cualquier debate parlamentario y les evita dar explicaciones ante los madrileños, un paquete de modificaciones que desnaturaliza de tal manera la ley que la hace irreconocible, y fulmina la gratuidad en favor de una suerte de copago.

Desde el Área de Educación de Izquierda Unida Madrid rechazamos la exigencia a las familias de cualquier tipo de aportación al sistema, sea ésta en metálico o de libros y material curricular. La gratuidad no es un concepto relativo: se da o no se da. Entendemos que cualquier sistema de gratuidad ha de ser necesariamente universal. Dejar al albur de los centros privados la posible adhesión es abrir la puerta, de manera deliberada, a la segregación entre familias en función de la renta dentro de la red de centros sostenidos con fondos públicos.

Denunciamos que se traslada a los centros educativos todo el peso de la gestión del sistema de préstamo; sin los medios necesarios y sin garantía alguna de suficiencia económica. Deploramos que se haya abandonado el objetivo de la extensión de la gratuidad a los ciclos de Educación Infantil, Bachillerato y Formación Profesional. La igualdad de oportunidades, para ser efectiva, debe extenderse más allá de la enseñanza obligatoria. Lamentamos que se haya desperdiciado la oportunidad para promocionar las nuevas tecnologías y formatos nuevos; en favor de un modelo de material didáctico copado por empresas editoriales bajo sospecha de colusión.

En Izquierda Unida defendemos una Educación plenamente pública y totalmente gratuita en todos sus niveles. Sólo este modelo permite garantizar para todos y para tod@s la efectiva igualdad de oportunidades y el derecho a la completa formación y realización personal.

Comunicado por la gratuidad de los libros de texto

Apoya con tu firma la campaña en change.org de petición de un ‘Pacto Educativo por la Escuela Pública, Inclusiva y Laica’ , dirigida a los distintos Grupos Políticos del Arco Parlamentario:

promocarrie