promocarrie

El Ministerio de Hacienda ha intervenido las cuentas del Ayuntamiento de Madrid, en una decisión sin precedentes, que el concejal de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, reconoce no le ha “sorprendido”. El edil es, además, responsable de políticas económicas de Izquierda Unida y, desde la formación, está impulsando un cambio de la ley de Estabilidad Presupuestaria que numerosas administraciones locales con superávit como Madrid consideran injusta.

http://www.eldiario.es/madrid/Carlos-Sanchez-Mato_0_705880105.html

Sánchez Mato insiste en que el Consistorio de la capital cumple la ley aunque “no le guste” por “responsabilidad institucional”, y pide “el mismo trato” que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, al que acusa de incumplir la ley, ha utilizado con otras administraciones a las que les ha aprobado las cuentas.

¿Cómo se gobierna teniendo al Ministerio fiscalizando las cuentas de Madrid?

De la misma manera que siempre. El Ministerio de Hacienda fiscaliza las cuentas del Ayuntamiento de Madrid y del resto de corporaciones locales que están sujetas a tutela. Para el Ayuntamiento la única novedad es la periodicidad, el hecho de que cada trimestre comuniquemos los datos de liquidación y las actuaciones que realizamos, ahora tendrá que ser en mucho menos tiempo. Pero eso no nos supone un problema, tenemos la absoluta seguridad que estamos actuando conforme a la ley de estabilidad financiera y al resto de ordenamiento jurídico. Lo único que nos supone es más trabajo.

Pero, ¿la intervención de Hacienda dificulta la acción de Gobierno?

Todo lo que sea poner palos en las ruedas no ayuda  ni  mejora esta ciudad. No es bueno que el Gobierno del PP  se dedique a  poner dificultades, pero nuestra voluntad es que esto no suponga un problema para la ciudad de Madrid. Que se note solo dentro, pero no fuera, como ya ha pasado en anteriores ocasiones cuando el ministerio nos ha dicho que no cumplíamos con la regla de gasto.

A pesar de que usted dice que cumplen con la ley, el ministro cree que Madrid la incumple y le señala a usted directamente.

No voy a entrar en debates personales, porque esto va mucho más allá de una discrepancia entre un concejal de Economía del Ayuntamiento y un ministro de Hacienda. Nosotros lo que pedimos es que una ley con la que no estamos de acuerdo, y más por mi responsabilidad política en mi organización, Izquierda Unida, tenemos habitualmente actuaciones de protesta e intentos de modificación de la ley de estabilidad presupuestaria. Eso no quita que tenemos una responsabilidad institucional enorme y cuando gobernamos no solo en el Ayuntamiento de Madrid, sino en otras localidades y municipios, lo que hacemos es cumplir con la legalidad vigente, al mismo tiempo que la discutimos e intentamos cambiarla.

Lo que pretenden desde el Ministerio de Hacienda es confundir a la gente diciendo que queremos un trato diferenciado, y lo que queremos es exactamente lo contrario, que se nos aplique lo mismo que a otras administraciones públicas. Si se aplicase el mismo criterio saldríamos ganando porque la ciudad de Madrid comparada con otras administraciones puede demostrar una ejecutoría brillantísima en gestión económica. Desde que gobierna Manuela Carmena hemos reducido la deuda en 2.070 millones de euros. La Comunidad de Madrid para que la gente se haga una idea, en ese mismo periodo de tiempo, ha incrementado la deuda en 5.600 millones de euros.

¿Por qué insiste en que se incumple?

Falta a la verdad. No podemos estar incumpliendo la ley en el momento que presentamos los planes económicos en arreglo a lo que dice la ley. Pero, no lo digo yo sino la propia AIReF, se utilizan criterios diferentes según quién los presentes. Te pongo un ejemplo. El texto que ha se ha utilizado por el actual equipo de Gobierno es el mismo que utilizó el Gobierno del Partido Popular cuando presentó su plan económico en el periodo 2012-2015, el mismo. El PEF presentado por Alberto Ruiz Gallardón fue aprobado sin ningún tipo de cuestionamiento y ese mismo texto nos lo cuestionan a nosotros, ¿casualidad?

Entonces, ¿se  trata de una decisión política más que técnica?

En esta vida todo es política, aunque se pueda adornar con criterios técnicos. Pero la verdad deja muy bien al Ayuntamiento de Madrid y no tan bien a otras administraciones. Hemos cerrado las cuentas el anterior año con superávit de 1.000 millones, rebajado la deuda y aumentado el gasto social. Eso que no interesa, además de mejorar la vida de los madrileños y madrileñas, es la mejor política de empleo.

Como ha repetido a lo largo de la entrevista, usted como responsable de políticas económicas de Izquierda Unida, está impulsando un cambio de la ley para que sea más justa con las administraciones locales que tienen superávit. Si desde el Gobierno de Mariano Rajoy se vende recuperación económica, ¿por qué es tan difícil que llegue ese cambio?

El problema es que están intentando vender una desaceleración económica, pero la realidad es que la crisis no se ha solucionado ni a nivel de España ni en el conjunto de la Unión Europea, una situación que ahora quieren esconder detrás del problema con Catalunya. Es una falacia que, en primer lugar, desmonta la propia actuación de los bancos centrales. El banco central europeo está dopando la economía, suministrando cantidades ingentes de dinero a un precio cero para permitir que el sistema financiero recupere un poco de fuelle y así se recupere la economía en su conjunto.

Pero cuando incluso se están manteniendo esas políticas de estímulo, lo cierto es que el crecimiento baja y ahora es absolutamente absurdo atribuirle ese problema al tema catalán, aunque el Gobierno de Rajoy intente escudarse en eso. Lo que planteamos organizaciones como Izquierda Unida, y también desde nuestra confederación Unidos Podemos, es que tenemos un problema económico en este país que no se ha resuelto. La supuesta salida de la crisis ha sido a costa de más precariedad, de más desigualdad, de peores salarios, de más inestabilidad en el empleo… Con esos parámetros, no puedes fundar una recuperación económica sólida, porque la gente, para tomar decisiones de futuro, decisiones que tienen que ver incluso con la natalidad, tiene que tener una estabilidad, que las propias normativas que han incluido no están ligadas con eso.

¿Qué se puede esperar de las políticas que han implementado? Solo desaceleración, es decir, una situación negativa de la economía. Pero viene bien en su argumentación echarle la culpa a otras situaciones como la de Catalunya, o al Ayuntamiento de Madrid que con otras administraciones locales ha salvado las cuentas del Estado. La gente se terminará dando cuenta de que el problema es muchísimo más importante que el propio territorial, que va más allá que las banderas. Es obligatorio abordar el problema económico español con unos criterios de redistribución, de mayor justicia social y de mejora de las condiciones laborales.

El Ministerio de Hacienda ha dicho que la medida impuesta se revertirá cuando el Ayuntamiento presente un nuevo plan económico-financiero (PEF) que cumpla con la regla de gasto. ¿Qué considera Hacienda que tienen que cambiar en ese nuevo plan para cumplir con la ley?

El planteamiento que ha hecho Hacienda es una nueva interpretación de la aplicación de la regla de gasto, no es algo que venga en la ley. No encontrará nadie en nuestro plan económico-financiero y en nuestras actuaciones nada que contravenga la ley. Y repito, no pueden decir lo mismo gobiernos anteriores del PP, en esta ciudad y en el conjunto del Estado. Sin embargo, le digo, nosotros somos rigurosos en la aplicación de la ley, lo que no depende de nosotros es que la varía el Partido Popular y el Gobierno. El tiempo dará y quitará razones. Hemos ido a los tribunales en el rechazado del primer PEF, el tiempo dirá.

La portavoz del Gobierno municipal anunció que podría recurrir la intervención en los tribunales. ¿Qué espera de la Justicia y qué va a hacer el Ayuntamiento mientras espera la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que suele demorarse?

Esa es una de las medidas que está sobre la mesa, igual que otras que se irán anunciando en cada momento. Mientras llega el pronunciamiento del TSJM haremos lo que hacemos siempre. Creo que tenemos el aval en nuestro tiempo en el Gobierno, de que cuando nos han impuesto medidas con las que no estamos de acuerdo, las acatamos. Como cuando aprobamos los acuerdos de no disponibilidad de crédito en abril y eso no supondrá un deterioro de las políticas públicas. Seguiremos trabajando para mejorar la ciudad de Madrid. Eso se ha cumplido y de hecho es lo que parece que ha molestado más al ministerio de Hacienda.

El ministro Cristóbal Montoro dijo este martes que si querían gasto social, renunciasen a otros gastos. ¿A qué gastos cree que se refería?

Eso se lo tendría que preguntar a él. Aunque puedo pensar qué tipo de cosas haría el Gobierno central, como ya ha hecho en los actuales presupuestos de España en los que ha aumentado el gasto en Defensa. Sin embargo, la apuesta del equipo de Manuela Carmena es acabar con los desequilibrios territoriales tradicionales y endémicos de la ciudad de Madrid y actuar en el campo social.

¿Cree que esta decisión de Hacienda está vinculada a los requerimientos de Delegación de Gobierno de este verano que afectan a 577 obras públicas?

Es evidente que hay una actuación coordinada entre Hacienda y Delegación de Gobierno.

El Ministerio les abronca por asumir las competencias impropias de Estado y Comunidad, lo que suponen más de 400 millones de euros. ¿Se pueden desprender de esos gastos? 

No, porque hay una ley de racionalización local, comúnmente llamada ley Montoro, que lo que dice es que hay competencias que podían no ser del ayuntamiento. Pero si la está prestando un ayuntamiento y el anterior secretario de Hacienda, el señor Beteta, envía una comunicación a todos los ayuntamientos, no solo a Madrid y que es conocida, en la que dice, estoy haciendo una abstracción, “absténgase ustedes de desprenderse de esas competencias aunque no se las financiemos por la situación económica”, lo que no puede hacer Madrid es soltarlas. Entre otras cosas porque estaríamos desobedeciendo a la secretaría de Hacienda, pero además no tenemos intención de soltarlas. Lo que pedimos, y está especificado en el PEF, es que esas competencias debieran recibir la oportuna financiación que establece la ley.

¿Esperaban esta decisión sin precedentes en un ayuntamiento?

Ni a mí, ni a mis compañeros de organización nos ha sorprendido viendo los antecedentes.

¿Cómo resumiría a los madrileños esta discrepancia con el Ministerio de Hacienda?

Son diferencias que tenemos y que tiene una motivación política clara. Madrid está realizando una gestión económica ejemplarizante que puede generar envidias, y lo digo en el buen sentido, en el PP, que no ha sido capaz de hacer esa buena gestión en la capital en las últimas dos décadas. Lo que consiguió es endeudar a Madrid que nos toca resolver al actual equipo de Gobierno.

Se habla mucho de discrepancias entre usted y la alcaldesa. ¿Cómo es su relación con Manuela Carmena?

Muy buena. Manuela (Carmena) es una persona muy fácil de tratar desde el punto de vista humano. Si me pudiera a desmentir eso que sale en los medios, totalmente infundado, no haría otra cosa. Dicen una cosa y la contraria, así que no le doy importancia.

¿Le ha trasladado su apoyo?

Por supuesto. De hecho soy concejal de Economía y Hacienda y del distrito de Vicálvaro porque la alcaldesa me delega esos poderes y esas funciones. No podría estar haciendo ese trabajo ni aquí con usted si no tuviera su apoyo.

promocarrie