promocarrie

Mauricio Valiente ha mostrado su “sorpresa y rechazo” por el hecho de que “no haya ninguna mujer” en la propuesta de este órgano asesor e independiente ya que es un “agravio a la realidad de la sociedad”. Valiente ha pedido la revisión del informe para que se equipare el número de hombres y mujeres recordados.

El Comisionado de la Memoria Histórica propone instalar placas a 32 personas o colectivos, entre las que se encuentran una dedicada a los represaliados de la dictadura franquista debido a su orientación sexual en el memorial que se construirá en los terrenos de la antigua cárcel de Carabanchel, emblema de la represión franquista.

También proponen dedicar una al colectivo de periodistas que cubrieron la Guerra Civil por “las injusticias sufridas por quienes se dedicaban a esta profesión, en calle Larra, 14 y al colectivo de corresponsales de guerra, por “dar conocer al resto del mundo lo que estaba ocurriendo en España” (Edificio Telefónica en la Gran Vía).

Otras placas serán para el militar José Miaja, nombrado por el Gobierno de la República jefe de la Junta de Defensa de Madrid (Búnker de El Capricho) o para el cirujano canadiense Norman Bethune, quien fundó el Servicio Canadiense de Transfusión de Sangre y puso en marcha la primera unidad móvil que se creó en el mundo salvando numerosas vidas (calle Príncipe de Vergara, 28).

También se propone el recuerdo en forma de placa para Arturo Ruiz, el estudiante asesinado en un atentado el 23 de enero de 1977 cuando participaba en Madrid en una manifestación a favor de la amnistía (Silva, esquina con Estrella), y para Julián Grimau, miembro del Partido Comunista de España desde 1936, quien ingresó en los cuerpos de seguridad de la República como jefe de la Brigada de Investigación Criminal. El 7 de noviembre de 1962 fue detenido por la Brigada Político Social, condenado a muerte y ejecutado el 20 de abril de ese mismo año (Paseo del Rey, 14).

Serán reconocidos los humoristas en la guerra y la dictadura (antiguo Bar La Flor, en la Puerta del Sol). Una de las placas serviría para identificar el lugar donde se levantaba el Tribunal de Represión de la Masonería y el Comunismo, en la calle del General Oráa, esquina con Núñez de Balboa. El Comisionado cree que merece ser recordada con una placa la existencia de este tribunal “por el que pasaron tantos españoles, de modo irregular y casi clandestino o al menos poco conocido por el resto, entre 1940 y 1963”.

Entre las propuestas se encuentra la de quien fuera presidente de México entre 1934 y 1940, Lázaro Cárdenas, que desde el “primer momento de la sublevación militar contra la República manifestó su simpatía y su apoyo a la legalidad y la causa republicanas, con las que se identificó personal e institucionalmente”, según recoge la propuesta. Al término de la Guerra Civil promovió la acogida en el país de más de 30.000 republicanos españoles exiliados. Sería instalada en el número 20 de la calle Alberto Aguilera, en un inmueble cedido por el Ayuntamiento a la Embajada de México.

El tipógrafo y periodista Andrés Saborit también entra dentro de los reconocimientos propuestos por el Comisionado. Concejal en el Ayuntamiento de Madrid entre 1920 y 1923 y relevante figura del socialismo, al final la Guerra Civil se exilio a Francia. Volvió a España en 1977. La placa se instalaría en los jardines que llevan su nombre en el distrito de Chamberí.

El político socialista, catedrático de universidad y ministro de Justicia, de Instrucción Pública y Bellas Artes y de Estado en sucesivos gobiernos republicanos entre 1931 y 1933 Fernando de los Ríos formó parte del gobierno de la República en el exilio. La placa en su recuerdo se colocaría en Diego de León, 25.

El presidente de la República Española en el exilio, Luis Jiménez de Asúa, fue depurado como catedrático por orden ministerial en 1939. Se le recordaría con una placa en Goya, 20. En Ríos Rosas, 48 se ubicaría la dedicada a la memoria del comandante Vicente Rojo, que en julio de 1936 se opuso al golpe de Estado contra la República. A finales de octubre se convirtió en jefe del Estado Mayor de Miaja. En la defensa de Madrid logró paralizar el ataque en la carretera de A Coruña. El Comisionado considera que merece ser homenajeado como ejemplo de militar profesional leal a la legalidad republicana en 1936.

El pintor vanguardista Alfonso Ponce de León fue detenido el 20 de septiembre de 1936 por milicianos republicanos y trasladado a la checa de Fomento. Fue asesinado en Vicálvaro el 29 de septiembre de 1936. Se propone un homenaje en forma de placa en el número 2 del Paseo de la Castellana.

Distintas embajadas también tendrían su reconocimiento. Es el caso de la chilena (placa en la calle del Prado, 26) y la noruega (José Abascal, 27). También habrá reconocimientos en forma de placas para la Fundación Gota de Leche, creada para combatir la alta mortalidad infantil. Sufrió el primer gran bombardeo sobre Madrid, el 30 de octubre de 1936 (Espada esquina con Esgrima), además de para la Alianza de Intelectuales Antifascistas (Marqués del Duero, 7).

El Comisionado quiere dedicar un especial recuerdo a los Hospitales de Sangre, hospitales de campaña o militares que tiene una funcionalidad provisional y que suelen situarse en la retaguardia. Se eligen como simbólicos el Hospital de Jornaleros (placa en Maudes, 17 o en Raimundo Villaverde), el Hospital de Carabineros (Residencia de Estudiantes) y los hoteles Ritz (Plaza de la Lealtad, 5) y Palace (Plaza de las Cortes, 7) por significaciones diversas.

También habrá reconocimientos para la iglesia del Carmen y San Luis (Carmen esquina con Salud), los colegios públicos José Calvo Sotelo, inaugurado como Grupo escolar 14 de abril (avenida Ciudad de Barcelona, 83), Isabel la Católica, inaugurado con el nombre de Grupo escolar Pablo Iglesias (Barceló, 2, con Jardines del Arquitecto Ribera) o el instituto Jaime Vera, puesto en marcha con el nombre de Grupo escolar Emilio Castelar (General Yagüe), colegio Padre Poveda, originalmente Alfredo Calderón (avenida de Alfonso XIII, 23).

Otras placas irán a homenajear a los colegios Nuestra Señora de la Almudena, en Lope de Rueda, 48; Rufino Blanco, inaugurado como Joaquín Sorolla (José Abascal con calle General Álvarez de Castro, 46) y colegio Ermita del Santo, originalmente Tirso de Molina (Paseo de la Ermita del Santo, 18). La última placa es para el centro cultural San José de Calasanz, inaugurado como Rosario Acuña (María del Carmen, 65).

promocarrie