Los trabajadores que atienden a personas con discapacidad, en contra de las privatizaciones y los recortes en servicios sociales

San Isidro ha servido para unir fuerzas e intereses entre Izquierda Unida en la Comunidad de Madrid y la Unión de Plataformas en Defensa de los Servicios Sociales y la Diversidad para unificar esfuerzos en la lucha contra la privatización y los recortes en los servicios sociales.

https://politicalocal.es/61161/trabajadores-atienden-personas-discapacidad-contra-privatizaciones-recortes-servicios-sociales

Este martes 15 de mayo, al calor de la festividad madrileña y tras un Acto Público que ha organizado Izquierda Unida Madrid, ha tenido lugar una reunión de la Unión de Plataformas en Defensa de los Servicios Sociales y la Diversidad y dicha organización política.

En la fotografía, de izquierda a derecha podemos ver a Sol Sánchez (Coportavoz IU-Madrid), Álvaro Aguilera (Secretario General del PCE), Francisco Javier Manrique (Movimiento Obrero PCM), Anabel Segado (Secretaria del Movimiento Obrero PCE), Esteban Barreto (Unión de Plataformas en Defensa de los Servicios Sociales y la Diversidad),  Natalia Blázquez (Extensión organizativa IU-madrid) y Vanessa Angustia (Senadora de En Marea).

Este primer encuentro ha bastado para que ambos grupos reconozcan que existen grandes coincidencias y paralelismo para trabajar conjuntamente, junto a otras organizaciones sociales para realizar todo tipo de acciones que hagan saltar a la luz y mejoren la situación laboral de muchos trabajadores/as que prestan sus servicios en las diferentes Servicios Sociales, al igual que en todo lo relacionado en dotar de dignidad y justicia social a los usuarios/as que se encuentren en residencias, centros de día, talleres ocupacionales, centros de inserción de empleo, atención temprana o especializada y demás servicios.

Precisamente, en este primer encuentro de la Unión de Plataformas en Defensa de los Servicios Sociales y la Diversidad, la cual surgió al calor que previamente impulsó la Plataforma en Defensa de la Diversidad Funcional, junto a representantes de IU-Madrid y el Partido Comunista se ha tratado las premisas de sentar las bases programáticas y de acción para luchar contra un modelo de externalización de los Servicios Sociales, con la única premisa de economizar costes, sin primar el servicio a las personas.

En el encuentro también se ha subrayado el deseo de encontrar la máxima unidad programática y de ideas en torno a las reivindicaciones, luchas y movilizaciones que promueva la Unión de Plataformas en Defensa de los Servicios Sociales, quedando claro que ambos no buscan capitalizar ni encontrar réditos electorales, sino luchar por dignificar y dotar de justicia a los diferentes colectivos sociales y sus familias. Precisamente, al existir una vía común en la necesidad de impulsar y trabajar por una movilización en todo el sector unificado de lo social, desde dichos grupos políticos se plantea, a la Unión de Plataformas en Defensa de los Servicios Sociales y la Diversidad, establecer otra cita para tratar su participación bajo un espacio, donde aún faltan muchos agentes políticos y sociales del movimiento obrero.

El 2 de junio se plantea como el comienzo de una nueva lucha sindical para los colectivos de las personas con diversidad y los profesionales que les atienden.

El 2 de junio se plantea como el comienzo de una nueva lucha sindical para los colectivos de las personas con diversidad y los profesionales que les atienden.

Finalmente, al existir dicha vía común en la necesidad de impulsar y trabajar por una movilización en todo el sector de lo social, siendo una gran oportunidad secundar, todos juntos, el día 2 de junio, a las 12:00 horas, en la Plaza de Neptuno- Madrid y bajo el lema “Todxs seremos dependientes”, desde  el grupo político de IU-Madrid, PCE y PCM también desean trabajar de forma conjunta, en un espacio donde aún faltan muchos agentes políticos y sociales del movimiento obrero que deben sumarse.

Reconocen que, el sábado día 2 de junio, es un buen momento para unificar las luchas de lo social, agrupando realidades para trabajar sobre una gran  movilización a la vuelta de las vacaciones, donde se pueda exponer ante la ciudadanía la realidad de los Servicios Sociales privatizados, al igual que denunciando a las administraciones que promueven esta situación y a las entidades, empresas y patronales de “lo social” que se benefician de ello y presumen de su contribución a esta sociedad, mientras se deterioran los derechos sociales y retributivos de las profesionales, escatimando y estrangulando la negociación colectiva.

Tanto unos como otros han expresado que “no se puede dar un paso atrás sobre los derechos laborales y los derechos y la dignidad de las personas que son atendidas porque todo está en juego. Han decidio que no queda otro camino que trabajar por la unidad y la lucha, extendiendo el conflicto en los centros de trabajo y en la opinión pública”.

José Manuel Dolader