Cristóbal Montoro ha sido el ministro más nocivo que ha tenido este país

“Fue un error del pasado el que no estuviera suficientemente reconocido el papel de Izquierda Unida en las confluencias”

“Hemos trabajado en años anteriores con el PSOE y tenemos un elevado grado de escepticismo acerca de sus posibilidades de enfrentarse a lo que son los elementos más negativos del régimen del 78”

“El 8M, los colectivos feministas, nos están dando una lección histórica”

Entrevista a Carlos Sánchez Mato en eldiario.es

Carlos Sánchez Mato (Madrid, 1970) nos recibe en su despacho, ahora en la Junta municipal de Latina. Sumó la presidencia del distrito a la de Vicálvaro después de su cese al frente del área de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Madrid. La alcaldesa Manuela Carmena le destituyó por su negativa a apoyar en el Pleno el plan económico pactado con el ministro Cristóbal Montoro, que incluía recortes a cambio de levantar la intervención de las cuentas municipales. A esta gestión suma su cargo como responsable económico de Izquierda Unida.

Como responsable de economía, el concejal ha sumado a la cuenta de resultados del Consistorio 1.000 millones de euros de superávit anuales y ha reducido la abultada deuda más de 2.500 millones. Los últimos datos económicos que le avalan tiene que ver con la empresa Funeraria de Madrid, que el edil remunicipalizó y que como se ha conocido este jueves ha pasado de pérdidas de 233.000 euros el último año de gestión privada, a 4,1 millones de beneficio desde que la gestión es pública bajo su supervisión como vicepresidente del consejo administrativo de la sociedad municipal.

Funeraria de Madrid pasa de 233.000 euros de pérdidas a 4,1 millones de beneficio en su primer año de gestión pública.

Detrás de su escritorio hay tres clavos que antes sujetaban el retrato del Rey Felipe VI. Ahora Sánchez Mato lo tiene al lado de un mueble contra la pared. El concejal sonríe cuando se le pregunta por la caída del Gobierno de Mariano Rajoy y la de Montoro, su principal adversario como delegado de Economía y Hacienda: “Se abre una nueva etapa”, dice. También se muestra escéptico con la llegada de Pedro Sánchez a la Moncloa, los nuevos ministros no tienen el perfil más deseable para la formación a la que representa. Lo que tiene claro Sánchez Mato es qué medidas le gustaría que tomara el líder socialista para que esa desconfianza desaparezca.

¿Cómo se encuentra después de seis meses fuera del área de Economía y Hacienda y de la Junta de Gobierno?

Evidentemente fue una situación traumática, más que en lo personal por lo que políticamente supuso. Pero esa situación traumática no hunde a una persona que ya tiene unos años de experiencia política, aunque no sea en cargos institucionales. Lo que he hecho es dedicarme a las actuales tareas con el mismo empeño, con las mismas ganas y con la misma fuerza con las que he desempeñado las anteriores.

En una semana ha cambiado radicalmente el panorama político del país después de que la moción de censura de Pedro Sánchez prosperase. ¿Cómo valora la caída del Gobierno de Mariano Rajoy?

Tenemos una enorme satisfacción. Pero como dice mi coordinador federal [Alberto Garzón] también un optimismo moderado. Hemos trabajado en años anteriores con el Partido Socialista y evidentemente tenemos un elevado grado de escepticismo acerca de sus posibilidades de enfrentarse a lo que son los elementos más importantes y negativos del régimen del 78. Pero eso no quita que hay una enorme alegría. Personalmente estoy muy contento de que Rajoy y todo su equipo de Gobierno estén apartados del centro de la vida política. Era un tema de salud pública.

Sobre todo por que Cristóbal Montoro ha dejado de ser ministro…

Personalmente, no tengo nada en contra del señor Montoro, pero sí políticamente. Cristóbal Montoro ha sido el ministro más nocivo para las clases populares que ha tenido este país. Ha hecho oposición institucional al Ayuntamiento de Madrid, algo que iba más allá de sus funciones. Más cuando el que aparentemente era el paladín de la estabilidad presupuestaria ha cumplido 11 presupuestos liquidados y jamás en ninguno consiguió equilibrar ingresos y gastos. Montoro ha acumulado 403.000 millones de déficit en toda su trayectoria. Y humildemente, he de decir que los tres que hemos liquidado en Ahora Madrid, y que he tenido la responsabilidad de hacer, se han saldado con casi 4.000 millones de superávit. Creo que salimos ganando los que gestionamos el sistema desde la izquierda.

¿En qué puede ser bueno para el Ayuntamiento de Madrid este cambio de Gobierno?

Hemos demostrado una ejecutoria brillante y lo hemos hecho con todo el aparato del Estado y de la comunidad autónoma de Madrid intentando evitar que se pueda realizar una adecuada gestión. Solo puedo esperar que la situación mejore, pero no porque vaya a haber un trato de favor, sino porque deje de existir la arbitrariedad que había con Madrid. El presupuesto que se ha aprobado en junta de Gobierno ya supone una mejora respecto al del plan económico financiero de diciembre, ahora tiene que dar un salto muy cualitativo de mejora.

Ya tenemos nueva ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ¿qué opinión le merece?

Nos separan probablemente muchas cosas y tenemos posicionamientos ideológicos diferentes. En todo caso, hay una cosa que destaco a nivel positivo: que a la fuerza entiende que el Ministerio de Montoro asfixió a las autonomías y los ayuntamientos, que aplicó la arbitrariedad y que hay que cambiarlo. Y lo entiende porque lo sufrió en propia carne. En diciembre del año pasado, la Junta de Andalucía recibió una carta de Montoro exigiendo ajustes adicionales. Ella respondió que no era baladí que llegara después de la intervención al Ayuntamiento de Madrid y criticó la falta de transparencia en la interpretación de la regla de gasto. Así que la ministra conoce la situación y de ella espero como mínimo empatía ahora que está en una situación para cambiarla de manera decidida.

¿Se cambiará la regla de gasto?

Absolutamente seguro. No tengo duda de que no les temblará la mano para cambiar la situación.

Y sobre la nueva ministra de Economía, Nadia Calviño, ¿qué opina?

Se ve claro el objetivo de Pedro Sánchez en esto. Pretende dar confianza y certidumbre a los inversores, a los empresarios y a la Comisión Europea. A nosotros nos gustaría siempre más que se buscara satisfacer a la mayoría social. A esa a la que olvida el Plan de Estabilidad y Crecimiento diseñado en connivencia con la Comisión Europea y que parece que no tienen ninguna intención de discutir.

El consejo de ministras de Pedro Sánchez lo ha formado con personas expertas en las carteras que van a ocupar, y con más mujeres que hombres. ¿Cree que puede haber un cambio significativo en las políticas de género para avanzar hacia una igualdad real?

Es evidente que queda mucho por avanzar para alcanzar una igualdad real y que es un tema urgente e inaplazable. El 8M, los colectivos feministas, nos están dando una lección histórica. Y también está claro que la política y las instituciones públicas deben dar ejemplo impecable de ello. No solo creo que puede haber un cambio significativo en las políticas de género como posibilidad, sino que tengo la certeza de que tiene que ser así porque la sociedad lo demanda y no va a dejar pasar lo contrario.

¿Confía en que este Gobierno cambiará las cosas?

Dependerá de los hechos. Ahora tengo un moderado escepticismo a la hora de si podrá abordar determinadas cuestiones que son muy importantes y que será donde se va a notar si solo hay cosmética o voluntad de hacer políticas que transformen el país. Pase una cosa o pase otra, desde luego la situación es mejor que hace unas semanas. Trabajaremos de manera leal sabiendo que la responsabilidad es del PSOE y si defrauda también se lo haremos saber.

¿Cuál es la primera medida que le gustaría que tomara el Ejecutivo de Sánchez?

Evidentemente, espero actuaciones en el ámbito económico muy tajantes que pongan en el centro a las personas que peor lo están pasando. En ese ámbito, también son importantes las actuaciones que tienen que ver con los derechos. Los derechos civiles y hace falta tener en cuenta lo que está pasando en agujeros negros para la democracia como son los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE). Desde donde estamos haciendo la entrevista, está a poco más de un kilómetro el CIE de Aluche, que es una vergüenza. Significa que hay personas que están privadas de libertad. Es vergonzoso. Hay que cerrarlo.

Carlos Sánchez Mato, Concejal del distrito Latina y Vicálvaro
Carlos Sánchez Mato, Concejal del distrito Latina y Vicálvaro Patricia Garcinuño / Madrid

Volviendo a la gestión municipal, los contratos menores del Ayuntamiento están sirviendo de ataque para la oposición. El PP ha anunciado que los llevará a la Fiscalía Anticorrupción. ¿Hay algo cuestionable?

Han realizado una campaña con notable aceptación desde algunos entornos pero no tiene ninguna base en cuanto a irregularidades. Que lo lleven a Anticorrupción, tenemos la conciencia absolutamente tranquila de que se están haciendo las cosas correctamente. Ahora cualquier contrato menor del Ayuntamiento de Madrid es analizable por la oposición y por cualquier ciudadano y ciudadana en un portal de datos abierto. De los años anteriores, yo los he buscado, no hay nada. Nadie puede saber el detalle de un contrato menor de los gobiernos anteriores, de cómo se hizo y con quién se hizo. La actuación por parte del Ayuntamiento por esa parte es modélica. Son fuegos de artificio de un partido que no solo está siendo investigado sino ya condenado.

Izquierda Unida ha anunciado que está estudiando llevar a los tribunales los contratos menores de la Comunidad de Madrid, ¿por qué ven irregularidades?

El contrato menor no es malo o bueno en sí, es una forma más de contratación. Si hay un contrato menor que se realiza de manera sucesiva a la misma empresa y se incurre en lo que se llama fraccionamiento de un contrato puede haber una irregularidad e incluso un delito. Eso no ocurre en el Ayuntamiento de Madrid, lo puedo decir de manera firme.

Sin embargo, en los datos que mi organización ha analizado de los contratos de la Comunidad de Madrid, que ha hecho públicos, se puede ver que son espeluznantes. No solo por la gran cantidad de euros que la Comunidad ha destinado a estos contratos desde julio de 2015 a diciembre de 2017, unos 1.900 millones de euros, sino que además hay objetos de contratos que se repiten 49.000 veces y la misma empresa se acaba llevando hasta 73 millones de euros. Eso quiere decir, que se trocean los contratos para eludir la contratación abierta y la concurrencia.

Queda un año para las elecciones municipales, autonómicas y europeas, y a lo mejor generales, nunca se sabe… ¿Dónde va a ir Carlos Sánchez Mato?

Ir a votar a mi organización Izquierda Unida y a las confluencias con nuestros socios aliados y hermanas.

¿Se quiere quedar en el Ayuntamiento o está explorando otras vías como las europeas o la comunidad?

No es el momento. No estamos en un planteamiento a nivel de mi organización política de hablar de nombres, sino de hablar de programas. A nosotros nos importan los programas y las ideas y después de eso ya pensaremos quienes pueden ser las personas que las defiendan. En mi caso no tengo ningún tipo de aspiración personal sino de trabajar para el colectivo, para mi organización política y para las formaciones hermanas para llegar a confluencias.

Entonces habrá confluencias.

Sí, seguro. Es muy importante. De hecho anunciamos el fin de semana el acuerdo marco con Podemos y Equo en el ámbito estatal y estamos muy satisfechos. Hemos conseguido además un objetivo muy importante para la unidad popular, que es que las diferentes partes, una de ellas muy importante como es Izquierda Unida, estén visibilizadas con sus nombres, sus logos, con su presencia que haga que la gente se reconozca en las confluencia. Es algo que fue un error del pasado el que no estuviera suficientemente reconocido el papel de nuestra organización que creo que es importante y es una etapa que hemos conseguido saldar con mucho éxito y ahora lo tendrán que ratificar los y las militantes.

¿Aunque no haya primarias?

Sí, es un tema estatutario. En los estatutos de Izquierda Unida dice que los candidatos y candidatas se eligen por primarias.

Me refiero para elaborar las listas en las confluencias, no en el ámbito de Izquierda Unida.

Nuestra intención es que haya también primarias conjuntas en todos los ámbitos y en todos los lugares.

¿Cómo las que hubo en Ahora Madrid en 2015?

Como las que hubo en Ahora Madrid o como las que hemos acordado ahora en Andalucía con los compañeros de Podemos.

Y si no quieren en Madrid, como parece apuntar, ¿será imposible que haya confluencia?

Depende, habrá que hablar de todo. Nosotros expresamos nuestra voluntad. Tiene que haber primarias y no pasos atrás. En el pasado se ha demostrado que es el camino del éxito. Cuantas menos cosas decidamos en ese ámbito en los despachos y más con la participación de los militantes muchísimo mejor. Se equivocan menos muchas personas que unas poquitas.

¿Cree que Manuela Carmena es la mejor candidata para 2019?

Lo he manifestado en público en muchas ocasiones. Si Manuela Carmena tiene fuerzas, y estoy seguro de que sí, Manuela Carmena es una gran candidata. Tenemos la fortuna de que además de Manuela, hay un enorme equipo de gente en el ámbito de Ahora Madrid que tiene la capacidad de seguir peleando por transformar la ciudad. Ojalá Manuela esté con ganas para seguir. Y evidentemente lo que he dicho antes, lo que importa realmente es el programa muy por delante de las personas, de cualquier persona incluido Manuela con lo importante que es.

Pero Manuela Carmena ha rechazado en varias ocasiones el programa de Ahora Madrid en 2015 asegurando que ella no participó en su redacción. 

Es muy importante. Lo clave es plantear consensos programáticos y no solo gente maravillosas que se presente. Las ideas para mí son más importantes que las personas, desde luego.

¿Cómo está si relación con la alcaldesa en estos momentos?

Bien. En mi caso tengo absoluto respeto y gran cariño por mi alcaldesa.