Izquierda Unida exige la dimisión al alcalde de Hoyo de Manzanares tras su condena a dos años de prisión

Como consecuencia de la sentencia que le condena a dos años de prisión y dos de inhabilitación por desobediencia y usurpación de funciones públicas.
IU presenta un escrito con las firmas de PSOE, Ciudadanos y Unidos por Hoyo pidiendo la dimisión de José Ramón Regueiras.

El Grupo Municipal de Izquierda Unida de Hoyo de Manzanares, principal partido de la oposición, exige al alcalde de Hoyo de Manzanares, José Ramón Regueiras, que deje la Alcaldía de esta localidad y dimita como Alcalde y, para ello le da, así como el resto de los grupos de la oposición, un plazo que vence el viernes 19 de octubre. Si en estos días no se produce la dimisión Izquierda Unida propondrá las medidas que considere convenientes para el bien del pueblo, del Ayuntamiento y de los trabajadores municipales.

Regueiras llegó a la alcaldía en 2008 por el Partido Independiente Popular de Hoyo de Manzanares tras una moción de censura fallida presentada por Izquierda Unida. En dicha moción, una concejala del PIHP voto primero no, y  rectificó su error sobre la marcha para después votar sí.  El PSOE recurre la moción al juzgado de lo Contencioso, que resuelve que Regueiras tiene que ser alcalde. A su vez, el PP recurre este auto del Contencioso  al Tribunal Superior de Justicia  que dictamina que Regueiras tiene que abandonar la Alcaldía mediante un auto de ejecución de sentencia.

José Ramón Regueiras se pasa al  el Partido Popula para seguir siendo Alcalde, y gana las elecciones en 2011.. Es en esa fecha cuando se comunica  ell auto  año 2008, pero el alcalde no la comunica y continúa su mandato. Por ello, es condenado por desobediencia judicial a dos años de prisión y dos de inhabilitación por desobediencia y usurpación de funciones públicas. Izquierda Unida considera que un alcalde sobre el que ha recaído una condena de dos años de prisión, aunque la sentencia no sea firme, no puede seguir ejerciendo como tal, tanto por los vecinos como por el ayuntamiento e, incluso por su propio bien como persona.

Por otra parte Izquierda Unida es partidaria de que no sólo José Ramón Regueiras deje la Alcaldía, sino también que el Partido Popular salga del gobierno municipal y se configure un nuevo equipo que introduzca, durante los meses que quedan hasta las próximas elecciones municipales, transparencia en la gestión municipal y regeneración democrática.