Madrid da un paso adelante, pero merece más en materia presupuestaria

Se han presentado los Presupuestos del Ayuntamiento de Madrid para 2019, lo que ofrece una oportunidad para hacer balance de los cuatro años de gestión económica del mandato de Ahora Madrid.

Aún con muchos retos pendientes, es evidente que Madrid ha dado un significativo paso adelante. Pese a las previsiones agoreras de quienes pretendían abortar cualquier proceso de cambio y todas las trabas que se han impuesto en su camino, se demuestra que el Gobierno de Ahora Madrid tiene iniciativa política y capacidad de acuerdos.

Basta analizar de manera somera los datos para ver lo que ha supuesto desde el punto de vista presupuestario que no sea la derecha la que gobierne nuestra ciudad. Con respecto al último presupuesto aprobado por el Partido Popular en 2015, el proyecto de 2019 supone un aumento del 58% del gasto social a lo que hay que añadir el incremento del 81% en esfuerzo inversor, lo que supone duplicar la cantidad por habitante en estos cuatro años.

Estos datos, claramente positivos, se han abordado haciéndolos compatibles con una reducción del 54% de la descomunal deuda heredada del PP. En definitiva, se ha demostrado con hechos que era posible incrementar sensiblemente el esfuerzo económico presupuestario en las prioridades de la mayoría social al tiempo que se saneaban las cuentas que había saqueado la derecha.

Algunos de los elementos destacables del Presupuesto de 2019 son los siguientes:

  • Creación de 13 nuevas escuelas infantiles y 1.678 plazas. Para el curso 2019-2020 se establecerá la gratuidad de los gastos de escolaridad de las escuelas infantiles.
  • El gasto en centros docentes de educación infantil y primaria asciende a 99 millones de euros, un 19% más que en 2014 (83 millones de euros)
  • El gasto total en vivienda se multiplica por 4 desde 2014 hasta alcanzar los 163 millones de euros y crece en un 32% respecto al año pasado en conservación y rehabilitación. Se construirán más de 1.000 viviendas nuevas.
  • 43 nuevos equipamientos culturales, juveniles o deportivos repartidos entre los 21 distritos.
  • Impulso a la creación cultural: nuevos equipamientos, IBI cultural y continuidad del bono joven cultural (JOBO)
  • La partida para la Prevención y Atención a las Víctimas de Violencia de Género aumenta un 45% (de 8 a 11,5 millones de euros) desde 2018.
  • El presupuesto agregado de los distritos más vulnerables supera los 311 millones de euros, es decir, un 40% más que en 2014 (222 millones de euros). El Fondo de Reequilibrio Territorial aumenta un 107% (de 14 a 30 millones de euros).

Con todo lo señalado, el proceso de cambio profundo al que aspiramos no se compadece con una actitud complaciente. Hace falta continuar el cambio político y profundizarlo en una perspectiva transformadora. La gestión económica de estos cuatro años y el Presupuesto de 2019 no llega a alcanzar todos los objetivos y expectativas que la mayoría social, también Izquierda Unida como parte de ella, nos habíamos fijado; queda mucho camino que recorrer para resolver el desastre generado por más de dos décadas de gobiernos del Partido Popular en la ciudad de Madrid.

Consideramos que, si lo comparamos con los presupuestos del PP, se trata de un buen presupuesto que supone un paso adelante. Sobre todo, en los cambios en el modelo de inversión. Pero si lo comparamos con los presupuestos realizados durante el periodo en el que tuvimos una influencia directa en la elaboración de los presupuestos de la ciudad, constituye un retroceso en los niveles de inversión en servicios a la ciudadanía.

Echamos en falta que en estos presupuestos no se haya cristalizado de manera más efectiva la lucha que hemos ideo realizando en materia económica. Más si cabe cuando las luchas que hemos venido sosteniendo contra aquellos que se negaban a modificar las reglas económicas austeridad unilateralmente impuestas están siendo ganadas.

Necesitamos aumentar más el gasto social y la inversión para abordar con la suficiente decisión la lucha contra la lacerante desigualdad y el reequilibrio territorial, que, pese a todos nuestros esfuerzos, sigue creciendo; muchas necesidades sociales, cuya atención es nuestro objetivo fundamental, no son suficientemente atendidas ya que requieren de un cambio de estructuras y de políticas en profundidad.

Sin duda, los ataques y las imposiciones de anterior Gobierno central del Partido Popular, así como la falta de decisión del nuevo Gobierno del PSOE, lastran la capacidad de crecimiento presupuestario que tiene Madrid. No podemos dejar de señalar estas hipotecas y reivindicar la necesidad de acabar con las políticas que favorecen los recortes y las privatizaciones a todos los niveles. Seguimos creyendo que los municipios, en especial el de Madrid con todo su peso político y económico, tienen la obligación de reivindicar su autonomía y rechazar las imposiciones que pretenden anularlos,

Desde Izquierda Unida seguiremos defendiendo con decisión el proyecto de cambio emprendido ya la necesidad de profundizarlo para cumplir con los compromisos del programa y las necesidades de la mayoría de la sociedad.

Comisión Colegiada IU Madrid Ciudad.