Izquierda Unida Coslada se reunió con Coslada Accesible para abordar los problemas de accesibilidad

Izquierda Unida Coslada dejó patente su apuesta por el cumplimiento de la Ley de Accesibilidad Universal tras la reunión mantenida con la plataforma ciudadana Coslada Accesible. Este grupo de personas trabajan por garantizar la accesibilidad y el
uso de bienes y servicios a todas aquellas personas que, por una u otra razón, de forma permanente o transitoria, se encuentre en una situación de movilidad reducida.

Durante el encuentro, Izquierda Unida Coslada se comprometió a aceptar las 24 propuestas que la asociación trasladó a la formación política, todas ellas relacionadas con la accesibilidad universal. Tanto el partido como la agrupación entienden por accesibilidad aquellas características de urbanismo, de las edificaciones, del transporte y de los sistemas y medios de comunicación sensorial, que permite su uso a cualquier persona con independencia de si condición física, psíquica o sensorial.

El actual gobierno del PSOE ha mostrado un desinterés absoluto en este asunto, haciendo caso omiso a todas las iniciativas que Izquierda Unida ha realizado a través del grupo municipal donde participa, Somos Coslada. Para revertir la situación, Izquierda Unida Coslada apuesta abordar esta problemática desde la Mesa de la Movilidad, un órgano impulsado desde Somos Coslada. Los objetivos que persigue son, entre otros, adecuar las instalaciones e infraestructuras a la realidad de todos los barrios y de su ciudadanía, a sus nuevos usos y necesidades, especialmente en lo relacionado con la accesibilidad. Asimismo, el partido político apuesta porque sea desde la misma Alcaldía donde se velara porque la perspectiva de accesibilidad esté presente en todos los proyectos e iniciativas de cualquier área de Gobierno municipal.

“La accesibilidad debe ser un elemento fundamental de toda acción de gobierno. No obstante, PP y PSOE la han olvidado en las últimas legislaturas”, manifestó el portavoz de Izquierda Unida Coslada, Luis Quiñones. “Con tan sólo dar una vuelta por cualquier barrio de nuestra ciudad podemos ver alcorques vacíos, aceras rotas, pasos de cebra sin rebajar y edificios públicos no accesibles. Este problema afecta a todo el mundo, independientemente de la diversidad funcional. Es una reivindicación justa que mejora la vida de todas las vecinas y vecinos. Por este motivo, es vital que el Gobierno de Coslada cumpla con la Ley de Accesibilidad Universal”, añadió Quiñones.