Izquierda Unida se opone al pelotazo urbanístico de Los Berrocales

Los denominados ‘desarrollos del Sureste’ supone el desarrollo de 22.400 viviendas sobre unos terrenos afectados por la incineradora de Valdemíngomez.

En palabras de Carlos Sánchez Mato, concejal de Izquierda Unida, “la propuesta de Ahora Madrid, mediante la firma del Pacto contra la Especulación y por el Derecho a la Ciudad, establecía expresamente la necesidad de reformular el Plan Urbanístico para Los Berrocales diseñado por el PP. La aprobación de esto convenio de gestión bajo el marco de ese Plan Urbanístico, hace muy costoso económicamente alterar la propuesta especulativa del PP.

En el último pleno de la legislatura del Ayuntamiento de Madrid, los concejales de Carlos Sánchez Mato, Mauricio Valiente, Yolanda Rodríguez, Rommy Arce, Pablo Carmona y Montserrat Galcerán, además de los concejales del PSOE, han votado contra el convenio de gestión necesario para poner en marcha el desarrollo del plan urbanístico de Los Berrocales. El punto del orden del día ha salido adelante con los votos de los concejales del Partido Popular, Ciudadanos y el resto de concejales de Ahora Madrid, a excepción de Celia Mayer y Guillermo Zapata, que se han salido del pleno.

Dicho convenio urbanístico otorga a los propietarios de los terrenos, entre los que se encuentran el futbolista Sergio Ramos, derechos de obra que revertirlos supondrían una elevada suma de dinero. Los Berrocales, entre los desarrollos del sureste planificados durante la etapa de la burbuja inmobiliaria, cuenta con una superficie cuatro veces superior a la Operación Chamartín, y una edificabilidad un 30% superior.

A quienes defendemos un Madrid en Pie no nos puede la retórica, sino la defensa de la ciudad. Frente a la crisis ecosocial, el crecimiento de la ciudad no puede darse en barrios aislados y que acentúen más las desigualdades, al mismo tiempo que destrozan patrimonio ecológico. Además, la zona no tiene garantizadas unas condiciones mínimas de salubridad, debido a la cercanía a la incineradora de Valdemingómez.” Sol Sánchez, candidata de Izquierda Unida a la Comunidad de Madrid.

Tal como se ha aprobado, Los Berrocales supondría un destrozo para el entorno ecológico del sureste. El Plan Urbanístico del PP desprotegió y desvalorizó con él terrenos que cuentan con un alto valor ecológico. Además, la vivienda pública incorporada a este plan queda relegada a parcelas marginales, aisladas de los núcleos urbanos y pegadas a suelo industrial. Esto unido a que el desarrollo de Los Berrocales aumenta el desequilibrio territorial, caracterizado por la construcción de más viviendas en el sur y más oficinas al norte, con la operación Madrid Nuevo Norte como máximo exponente.

La zona carece, por otro lado, de transporte público, lo que lo convertiría en un barrio con una alta dependencia del transporte privado. Asimismo, contradice el Plan A de Calidad del Aire de Madrid y las Directrices Europeas de Desarrollo Sostenible.

Desde Izquierda Unida se propone por garantizar el derecho a la salud, y apuesta por no ejecutar viviendas en el rango de afectación de dicha incineradora hasta que no se solucionen los problemas derivados de su funcionamiento. Por otra parte, la organización recuerda que el urbanismo debe ser una herramienta para proteger nuestro entorno natural y promover una ciudad equilibrada, y no al contrario como propone este plan.

En Los Berrocales debe además reducirse la superficie urbanizable y recuperar los terrenos de valor ambiental y cultural. Paralelamente, Izquierda Unida apuesta por fomentar la actividad económica del sur de la ciudad y de la región, para no convertir dicho entorno en barrios-dormitorio insostenibles. Todo ello además de garantizar un acceso en transporte público a la zona eficaz.