El conflicto entre los VTC y el sector del taxi ha supuesto un largo e intenso viaje. No obstante, este viernes ha trascendido una noticia que, para algunos, representaba el fin de esta accidentada travesía, un aterrizaje en tierra firme. Uber comenzará a ofrecer servicio de taxi en su aplicación. Un gran salto para los VTC y, sin embargo, un pequeño e insuficiente paso para determinados sectores de la competencia y el panorama político.

https://www.publico.es/politica/vtc-iu-invita-uber-explicarse-asamblea-madrid-afan-colaboracion.html

La empresa anunciaba a bombo y platillo esta medida con un desacomplejado optimismo en la esfera pública. «Iniciamos en Madrid una nueva etapa de la mano de todos esos taxistas que comparten nuestra visión: solo la calidad del servicio importa», sentenciaba la compañía en su cuenta de Twitter. Ante este anuncio, cabe puntualizar que, por el momento, Uber solo cuenta con la colaboración de 50 taxis –fruto de su acuerdo con la empresa La Ciudad del Taxi– dentro de las más de 15.000 licencias registradas en Madrid a comienzos de año.

Este entusiasmo permeaba hasta sus comunicaciones internas, pues la compañía se ponía este mismo viernes en contacto con la esfera política madrileña en busca de colaboración. En un mensaje al que ha tenido acceso Público enviado por el responsable de relaciones institucionales de Uber España, Ildefonso Pastor –exdiputado y exsenador por el Partido Popular–, a la portavoz de IU en la Asamblea de Madrid, Sol Sánchez, Uber solicitaba una reunión para informar a los grupos políticos sobre esta iniciativa y la situación del sector en la comunidad.

IU aprovecha el «afán de colaboración» de Uber para pedir explicaciones sobre su modelo de negocio, fiscalidad y condiciones laborales

En su respuesta formal, Sánchez, también vicepresidenta de la Comisión de Transporte de la asamblea, recoge el guante lanzado por la empresa y, aprovechando su «afán de colaboración», invita a Uber España a comparecer ante las comisiones de Empleo, Economía y Hacienda para aclarar ante la asamblea capitalina sus políticas en terreno laboral, fiscal y económico.

Además de la portavoz de IU, el portavoz de Uber, Yuri Fernández, reconoce haber tenido un contacto «más intenso» con la Comunidad de Madrid con el afán de «adaptar» su servicio a la nueva regulación que lo ha hecho posible. No obstante, también asegura haber hecho extensivas sus explicaciones a todos los partidos de la asamblea, el ayuntamiento y las instituciones relevantes en la materia.

En cuanto a la respuesta de Sánchez en la que solicita su comparecencia de la empresa a estas diversas comisiones para dar explicaciones, Fernández asegura no haberla recibido todavía y espera a hacerlo para realizar valoraciones al respecto. La portavoz de IU reconoce que «lo normal sería que pasasen olímpicamente del tema».

Las dudas que IU pide resolver a Uber

En esta contestación, la portavoz de IU solicitaba en primera instancia a Uber «cumplir la legislación vigente», pues «no parece que esté ocurriendo así hasta el momento». Defienden esta afirmación remitiéndose a las declaraciones del Consejero de Transportes, Ángel Garrido, del pasado 31 de octubre en las cuales reconocía la existencia de 2.806 denuncias a VTC –un 7% más que el pasado año– por incumplir la normativa en vigor después de las revisiones realizadas a 10.676 vehículos. Además, Sánchez denunciaba el aprovechamiento por parte de Uber de «situaciones de emergencia» para «disparar los precios».

Más allá de estas reclamas, IU solicita explicaciones sobre las condiciones laborales de sus trabajadores. También sobre su modelo de negocio y «cómo es posible» mantener la actividad acumulando pérdidas de 6.229 millones de dólares entre enero y junio de este año. Por último, información sobre «qué porcentaje de su actividad va a tributar en España».

Sol Sánchez espera que las políticas de Garrido continúen con la «liberalización y privatización del PP»

Sánchez asegura no albergar muchas esperanzas en que las futuras políticas de Garrido frenen la irrupción de los VTC, sino que serán «continuistas con las de liberalización y privatización del PP». «Hay bastantes ciudades que están tomando cartas en el asunto y no les están dejando operar como quieren, la cuestión es si aquí les vamos a parar los pies», comenta Sánchez.

Los precedentes mundiales sobre el modelo de Uber

Sobre todas las dudas planteadas en su respuesta, IU lanza una primordial sobre el modelo de negocio de Uber y recuerda el precedente en Lisboa, donde la empresa norteamericana ha reconocido abiertamente su intención de asociarse al transporte público de la ciudad. Un movimiento que se postula como un salvavidas para su maltrecha situación financiera, según informa El Salto.

«Ellos operan a pérdidas y ya cuando han captado todo suben los precios», afirma Sánchez sobre el modelo de negocio de Uber que rechaza por buscar sus beneficios en el monopolio. También es crítica con la política fiscal de la compañía y aboga, además de sus iniciativas parlamentarias, por concienciar a la población como respuesta. «Esos cinco euros que piensas que te estás ahorrando por coger un Uber en vez de un taxi, algo que también es discutible, no tributan en este país prácticamente nada y al final ese dinero es el que no se va a invertir en tu hospital, en tu centro de salud o en el colegio de tus hijos», sentencia.

División en el sector del taxi tras la iniciativa

Más allá de la izquierda política madrileña, la falta de consenso sobre el avance que supone la integración de servicios de taxis en la aplicación de Uber también está presente en el propio sector. La Asociación Élite Taxi Madrid asegura que «lejos de ser una solución favorable al sector del taxi, esta nueva forma de proceder y trabajar de dicha empresa, lo único que busca es la precarización del servicio público del taxi».

Esta oposición frontal contrasta con la bienvenida por parte de la patronal del gremio, Fedetaxi, que celebraba la iniciativa, por la cual el taxi se adapta al modelo VTC y no viceversa, como una «victoria en general de los taxistas españoles sobre las multinacionales disruptivas».

En cuanto a la propia empresa, también se muestran optimistas por la integración. «Creemos que a medida que más y más taxistas vean cómo pueden aumentar sus ingresos a través de la aplicación de Uber vayan apuntándose, aunque sea para probar, y trabajando con nosotros», asegura su portavoz Yuri Fernández.

La iniciativa que une servicios de Uber y taxi llega como consecuencia de los cambios incluidos en el Reglamento de los Servicios de Transporte Público Urbano en Automóviles de Turismo por el Decreto 35/2019 del 9 de abril del Consejo del Gobierno. A través de dicho texto se permite, fundamentalmente, que los taxis puedan fijar y ofrecer un precio cerrado antes de la contratación del servicio y ofrecer descuentos, acoplándose así los taxis al tradicional funcionamiento de los VTC.