IU Madrid considera inadmisible la negativa de Ayuso a comparecer presencialmente

  • La colegiada de la federación madrileña de Izquierda Unida ha valorado muy negativamente la intención de la presidenta de la Comunidad de Madrid de realizar una comparecencia telemática y consideran necesaria la paulatina reactivación de la actividad parlamentaria
  • La federación madrileña de IU anima a sus socios de confluencia a plantarse si Ayuso persiste en este planteamiento

La dirección colegiada de Izquierda Unida Madrid propondrá a sus socios de la confluencia Unidas Podemos Izquierda Unida Madrid en Pie en el parlamento autonómico plantarse si Isabel Díaz Ayuso persiste en su intención de comparecer únicamente de forma telemática el próximo día 29 en la Asamblea de Madrid.

La presidenta autonómica ha rechazado la posibilidad de comparecer presencialmente aduciendo cuestiones de seguridad sanitaria, proponiendo un formato digital, tanto en el pleno de control que tendrá lugar el jueves 23 de abril, el primero desde que comenzó la crisis sanitaria, como en el que tendría lugar el miércoles de la semana próxima. La dirección de la federación de Izquierda Unida en Madrid considera sin embargo que las circunstancias cuentan con el suficiente peso y revisten un nivel de gravedad tal que hace pertinente que se proceda a la celebración de una sesión presencial con las pertinentes medidas de seguridad.

En este sentido ha venido manifestando la diputada de IU Vanessa Lillo, portavoz del grupo parlamentario en la Comisión de Sanidad en la Asamblea de Madrid. “Queda patente que el gobierno autonómico ha bloqueado deliberadamente el normal funcionamiento parlamentario, imposibilitando no solo su control sino cualquier tipo de colaboración”, declara la diputada.

IU Madrid considera que con este formato existe el riesgo trate de evadir las cuestiones y preguntas más incisivas y polémicas, transformando la comparecencia en un mero evento propagandístico de la gestión del gobierno autonómico. “Tememos que el Partido Popular y Ciudadanos, mientras juegan a desacreditarse mutuamente en los medios de comunicación, impidan un control real de su actuación por parte de la oposición”, señala el coportavoz de la federación de Izquierda Unida Álvaro Aguilera.

Para la federación, la celebración de sucesivos plenos en el Congreso de los Diputados y los plenos municipales ponen de manifiesto que la actividad parlamentaria puede retomarse. Una reactivación que estiman necesaria para salvaguardar las garantías democráticas en la región durante el estado de alerta. “No podemos olvidar que durante el estado de alarma, se mantienen los poderes constitucionales del estado y esto quiere decir que el poder legislativo autonómico continúa teniendo las mismas responsabilidades de siempre”, apunta la coportavoz de  IU Madrid Carol Cordero.

En esta línea, además de a sus socios de confluencia, Izquierda Unida plantea la posibilidad de plantear al resto de grupos políticos de la oposición, en especial el PSOE y Más Madrid, tomar una posición común de rechazo a la celebración únicamente de una comparecencia telemática.

Mantenimiento de la actividad política

La federación madrileña de Izquierda Unida ha recalcado su mantenimiento de la actividad política a pesar de las limitaciones establecidas por el confinamiento. En la última reunión colegiada se ha acordado, de hecho, la celebración de una Coordinadora Regional a principios de mayo mediante la puesta en marcha de soluciones técnicas para poder celebrar el encuentro.

Así mismo, la organización política también mantiene su actividad en la Asamblea de Madrid, a través del trabajo de control y propuestas de sus diputadas Vanessa Lillo y Sol Sánchez en el grupo parlamentario Unidas Podemos Izquierda Unida Madrid en Pie. El grupo, que ha vehiculado durante toda la crisis una labor activa de supervisión y propuesta ante la gestión de la crisis, ha vivido hoy el impacto de la resolución judicial contra la portavoz, actualmente de baja por maternidad, Isa Serra. Un pronunciamiento del tribunal que la federación rechaza frontalmente, manifestando su solidaridad con la portavoz del grupo en la Asamblea de Madrid.