Carta a la militancia de Izquierda Unida Madrid con motivo del 2 de mayo de 2020

Estimadas compañeras y compañeros,

Os escribimos esta carta hoy, Dos de mayo, día de la Comunidad Madrid, aún en Estado de Alarma y confinamiento.

Hace apenas un mes y medio hubiera sido imposible pensar que no íbamos a vernos de forma presencial en la manifestación del día de la clase trabajadora y en el de nuestra región. La crisis del Covid-19 nos obliga a utilizar medios telemáticos para trasladaros, una vez más, toda nuestra fuerza y apoyo en estos tiempos convulsos.

Empezamos, parece, a ver la luz al final del túnel. En apenas diez días se iniciará el proceso de desescalada del confinamiento, cuyo transcurso será lento, debido a que como ya sabéis somos la comunidad más afectada por los efectos de la pandemia.

Tendremos que tener paciencia para reincorporarnos a la realidad. La salud es lo primero y no podemos dejar que la urgencia por recuperar la cotidianeidad nos lleve a cometer errores qué serían catastróficos a corto y medio plazo.

Celebramos el Dos de mayo la peor de las circunstancias imaginables, con un gobierno regional que sigue aplicando políticas incompatibles con la vida, preocupado de manera casi obsesiva por ejercer un papel de oposición al Gobierno central en lugar de solventar los graves problemas que afectan a la sociedad madrileña.

Izquierda Unida de Madrid y su dirección colegiada sigue trabajando de forma diaria para lograr el objetivo de que nuestra organización sea un instrumento útil para la mayoría social de la región.

El próximo día cinco de mayo celebraremos una Coordinadora a distancia para discutir el Informe Político y de Actividad que os ha llegado recientemente, cuyo objetivo es poner en las mejor de las disposiciones a nuestra organización para afrontar el complejo escenario que se avecina.

Son tiempos difíciles y, precisamente por ello, debemos emplearnos a fondo en cada barrio y municipio con el fin de evitar que la crisis económica y social que sucederá a esta crisis sanitaria vuelva a ser pagada por los trabajadores y las trabajadoras.

El gobierno Ayuso continúa protegiendo a las grandes rentas en detrimento de la mayoría. Persiste en su fiebre privatizadora. Se mantiene en una política de vasallaje ante los dictados del capital.

Frente a esa deriva irracional y peligrosa, nos encontrará a nosotras, las mujeres y hombres de Izquierda Unida.

A pesar de las circunstancias, de las dificultades y cortapisas, seguimos y seguiremos en la lucha. Y es por ello, que queríamos trasladaros con esta carta, en un día como hoy, el orgullo de la Dirección de IU-Madrid por el trabajo que estáis desarrollando.

Es un honor representar, y compartir trabajo, con esta militancia de oro.

¡Viva la lucha de la clase obrera!

Recibid un fuerte abrazo.

Carolina Cordero y Álvaro Aguilera, coportavoces de IU-Madrid.