IU Madrid y CCOO mantienen un encuentro para buscar propuestas comunes de salida a la crisis

La federación madrileña de Izquierda Unida y la central sindical en Madrid han manifestado la importancia de un trabajo conjunto de los diferentes actores sociales de cara a conformar un nuevo plan social para superar los efectos sociales y económicos de la crisis sanitaria.

Las direcciones regionales de CCOO Madrid e Izquierda Unida Madrid han mantenido un encuentro telemático esta mañana de cara a intercambiar impresiones y análisis sobre la situación actual, la crisis sanitaria en la región y las necesidades de cara a su salida en los próximos meses.

El secretario general de CCOO en Madrid, Jaime Cedrún, acompañado de la secretaria de organización, Paloma Vega, y el secretario de política institucional, Manuel Rodríguez, se han reunido mediante videoconferencia con lo coportavoces de IU Madrid Álvaro Aguilera y Carol Cordero, así como la diputada autonómica Vanessa Lillo.

Las dos organizaciones han intercambiado impresiones sobre la gestión de la crisis sanitaria en la Comunidad de Madrid, coincidiendo en ciertas inquietudes como la falta de datos claros y la ausencia de control parlamentario por la suspensión de la actividad de la Asamblea de Madrid.

CCOO ha planteado a Izquierda Unida la necesidad de que los grupos políticos incrementen en su presencia pública.

Así mismo, la central sindical ha explicado a la coalición la propuesta que han trasladado al gobierno autonómico de que elevar la cuantía del Plan de Inversión Regional para los municipios, así como su distribución atendiendo a criterios de reequilibrio. CCOO también ha expuesto su iniciativa en torno a asesoramiento sobre ERTEs, ayuda a núcleos familiares vulnerables, y apoyo a pymes y autónomos, que están planteando y desarrollando junto a algunos ayuntamientos de la Comunidad de Madrid.

Por su parte, Izquierda Unida ha planteado la necesidad de articular un pacto social de reconstrucción entre las principales organizaciones, partidos y actores sociales de clase en la Comunidad de Madrid, para trabajar en conjunto propuestas de cara a que la salida de la crisis sanitaria no recaiga sobre las espaldas clase trabajadora y las capas sociales más vulnerables. Para la organización, el pacto debe contar con el blindaje de servicios públicos, con especial énfasis en la sanidad; una política de empleo que fomente los puestos de trabajo de calidad frente a la precariedad; un nuevo modelo productivo que impulse la reindustrialización, así como el establecimiento de vivienda pública de alquiler.

Tanto CCOO como Izquierda Unida han coincidido en la necesidad de establecer una comunicación permanente y desarrollar un trabajo conjunto, con otros actores políticos y sociales de la región, de cara a un plan social para superar los efectos más perniciosos que la crisis sanitaria causará en los ámbitos social y económico de la región.