Los datos aportados por el cerebro de la ‘trama Púnica’ Marjaliza de ser ciertos harían referencia a IU-CM, formación con entidad jurídica propia y desvinculada de Izquierda Unida

Izquierda Unida exige a David Marjaliza que si su voluntad de colaboración con las investigaciones es “sincera”, no solo aporte al juez instructor las verdaderas siglas de las formaciones a las que supuestamente hizo pagos ilegales, sino que diga claramente los nombres y apellidos de todos los cargos políticos con los que se habría relacionado para sus oscuros negocios

Izquierda Unida sale al paso de las declaraciones y supuestas nuevas pruebas aportadas a la Audiencia Nacional por el empresario David Marjaliza, el cerebro de la ‘trama Púnica’ de corrupción generalizada que afecta principalmente a cargos públicos del PP sobre todo en la Comunidad de Madrid. Según distintas informaciones aparecidas hoy, Marjaliza habría aportado datos al juez instructor de este caso, Manuel García Castellón, de que entre los años 1999 y 2002 habría entregado diversas cantidades de dinero ilegal al PSOE (970.290 euros), al PP (105.489 euros) y a IU (15.025 euros).

Esta formación, que no entra a valorar las afirmaciones y datos aportados por una persona que se juega muchos años de condena si se demuestra su reconocida y destacada participación en este caso, algo que confía que dirima la justicia hasta sus últimas consecuencias, sí considera importante señalar que, en todo caso, cualquier alusión que se haga debe especificar que se trataría no de Izquierda Unida Federal ni de ninguna de las federaciones que la componen en la actualidad, sino de IU-CM, formación política con entidad, estructura y domicilio social propios, inscrita en el Ministerio del Interior como tal desde 1996, y desvinculada de la verdadera IU desde hace años.

Izquierda Unida exige al cerebro de la ‘trama Púnica’ que si su supuesta voluntad de colaborar con las investigaciones es sincera, que no solo aporte al juez instructor las verdaderas siglas de las formaciones a las que supuestamente hizo pagos ilegales, sino que diga claramente los nombres y apellidos de todos los cargos políticos con los que se habría relacionado para sus oscuros negocios.

De otra forma, desde Izquierda Unida solo se podría entender que tras sus declaraciones y supuesta colaboración con la justicia David Marjaliza buscaría propiciar la confusión mediática, extender las sospechas al mayor número de formaciones políticas posibles en este caso y desviar la atención sobre el verdadero alcance de su presunta actividad delictiva en toda la trama, así como la de aquellos partidos que sí se habrían visto beneficiados económicamente de forma más que notable con su actuación.