En solidaridad con el compañero Carlos Sánchez Mato y contra la criminalización de la investigación y la denuncia de la corrupción

Según hemos podido conocer, en la tarde de ayer un juzgado de Madrid fijó el auto de apertura de juicio oral contra el compañero y ex concejal Carlos Sánchez Mato, así como la también exconcejal Celia Mayer y la ex consejera delegada de Madrid Destino Ana Varela, por una querella interpuesta por el Partido Popular y la asociación Transparencia y Justicia, vinculada al ex comisario de policía José Manuel Villarejo.
La acusación sostiene que la contratación de dos equipos de abogados para investigar y estudiar la gestión y posibles irregularidades del Open de Tenis durante el gobierno municipal Alberto Ruíz Gallardón supondría malversación y prevaricación administrativa. Un planteamiento desestimado por el propio ministerio fiscal, que pide el sobreseimiento del caso al considerar que no se da delito alguno.
Desde Izquierda Unida nos solidarizamos y mantenemos nuestro total apoyo a Carlos Sánchez Mato. Entendemos que su actuación respondía a su legítimo derecho de examinar y fiscalizar la gestión de recursos públicos del Ayuntamiento de Madrid, en línea con sus responsabilidades como concejal de Hacienda.
Consideramos un error la apertura de un juicio oral contra el criterio del propio ministerio fiscal y valoramos como desproporcionadas las medidas cautelares establecidas por el juzgado de instrucción.
Rechazamos así mismo el uso de argucias legales por parte del Partido Popular para desviar la atención de su propia responsabilidad en innumerables casos de corrupción, y criminalizar a aquellos que, a pesar de todas las presiones, luchan para investigar y denunciar sus tramas.