IU Madrid rechaza las medidas impuestas por la Consejería de Educación de vuelta al curso 2020-21 y exige que se invierta el dinero público en la Educación Pública

Izquierda Unida Madrid manifiesta su total disconformidad y rechazo a las instrucciones de comienzo de curso presentadas por la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid. Consideramos que las mismas resultan totalmente imprecisas, no ofrecen las garantías y la seguridad necesarias para el regreso de la actividad lectiva en un momento tan crítico como el que vivimos y, además, resultan totalmente inadecuadas a la situación real de la educación en Madrid.

Las medidas, impuestas de forma unilateral por el gobierno autonómico de Isabel Díaz Ayuso, llegan a incurrir en una auténtica dejación de funciones en su responsabilidad para garantizar la seguridad en los centros educativos, dejando las decisiones a los equipos directivos y docentes. El personal docente no es experto en epidemiología ni en prevención de riesgos laborales, no contando con la formación ni las herramientas adecuadas para gestionar esta situación sin unas indicaciones claras.

El gobierno autonómico menciona y plantea una enseñanza semipresencial, pero sin ninguna clase de precisión, planificación ni dotación para superar problemas como la brecha digital o las limitaciones de personal para realizar el desdoblamiento de clases.

Así mismo, la consejería de Educación liderada por Enrique Ossorio, elude su deber de solucionar el problema estructural de los ratios excesivos de alumnos, rozando la negligencia con el establecimiento de cifras de alumnos que supera las normas de protección establecidas frente al COVID-19, valiéndose del eufemismo de los grupos estables de convivencia.

Estas instrucciones, además, ignoran deliberadamente la situación real de la educación en Madrid, tras años de recortes hacia los centros públicos y desvío de la financiación a los centros concertados. Una situación marcada por deficiencias en infraestructuras, con escasos centros e insuficientes dotaciones (que el gobierno autonómico se ha negado a tratar de soluciona a pesar de la presión de municipios como Paracuellos, Rivas o Parla) e insuficiente personal docente.

Problemas agravados por la política de recortes que continúa ejerciendo el ejecutivo, con decisiones tan sorprendentes e indignantes como la reducción de personal de atención a la diversidad en un momento tan crítico como el que vivimos.

Ante esta realidad, Izquierda Unida Madrid y su Área de Educación exigimos medidas imprescindibles para un reinicio del curso con garantías y seguridad:

  • Dignificación de las condiciones del personal, tanto docente como no docente, contemplando medidas como la disminución de las horas lectivas a 18 a la semana.
  • Desarrollo real de una planificación operativa de educación telemática, con el estudio y dotación adecuados para su realización, contemplando las necesidades de personal con dotaciones para el teletrabajo o la brecha digital entre el alumnado.
  • Incremento del personal docente, adecuándose a la planificación operativa de desdoblamiento en clases presenciales y telemáticas, y con sustitución inmediata de las bajas.
  • Incremento del personal no docente, con especial atención al aumento de las plantillas de limpieza, en condiciones laborales dignas, y con recursos suficientes para garantizar el cumplimiento de los protocolos de limpieza y desinfección.
  • Solución a la carencia endémica de infraestructuras, con un aumento de los espacios y las plazas públicas, estableciendo convenios de colaboración con los Ayuntamientos.
  • Especial cuidado al alumnado con necesidades de atención educativa, con la recuperación de los recursos destinados al personal de atención a la diversidad y contratación de equipos profesionales adecuados para el trabajo de orientación y la labor tutorial.

En IU Madrid nos sumamos a la indignación manifestada por sindicatos, asociaciones de madres y padres de alumnos, plataformas, mareas, organizaciones estudiantiles y todas las entidades que defienden la educación pública. Adelantamos que apoyaremos e impulsaremos todas las medidas de presión y movilización para que el gobierno autonómico asuma su responsabilidad y de respuesta a las necesidades impuestas por esta crisis. Y llevaremos a cabo todas las medidas políticas y legales necesarias en defensa de la salud y el derecho a la educación.

Así mismo, Izquierda Unida Madrid continuará defendiendo la educación pública, exigiendo la reorientación de la inversión a los centros educativos públicos tras décadas de desvío de los recursos a los centros concertados y la promoción de la educación privada.