Ante la convocatoria de huelga educativa, IU Madrid continua exigiendo que la Comunidad de Madrid destine el dinero público a la educación pública

IU Madrid, a través de su área de educación, muestra su apoyo a los sindicatos que han convocado la huelga para los primeros días de septiembre para las distintas etapas educativas e invita a las familias a apoyar una huelga que defiende el derecho a la educación de los niños y las niñas madrileñas.

Es imprescindible invertir en recursos para garantizar la salud de las familias; lo contrario es una nueva irresponsabilidad del Gobierno de Ayuso cuyo precedente está en la dramática gestión de las residencias de mayores.

Mientras Ayuso anuncia por redes sociales que «próximamente» presentará la propuesta que el profesorado reclamó en julio, para haber podido cerrar el curso preparando el próximo, Izquierda Unida Madrid y su Área de Educación insistimos en las medidas imprescindibles para un reinicio del curso con garantías y seguridad:

– Dignificación de las condiciones del personal, tanto docente como no docente, contemplando medidas como la disminución de las horas lectivas a 18 a la semana.

– Desarrollo real de una planificación operativa de educación telemática, con el estudio y dotación adecuados para su realización, contemplando las necesidades de personal con dotaciones para el teletrabajo o la brecha digital entre el alumnado.

– Incremento del personal docente, adecuándose a la planificación operativa de desdoblamiento en clases presenciales y telemáticas, y con sustitución inmediata de las bajas.

– Incremento del personal no docente, con especial atención al aumento de las plantillas de limpieza, en condiciones laborales dignas, y con recursos suficientes para garantizar el cumplimiento de los protocolos de limpieza y desinfección, a través de convenios y acuerdos con ayuntamientos.

– Solución a la carencia endémica de infraestructuras, con un aumento de los espacios y las plazas públicas, estableciendo convenios de colaboración con los Ayuntamientos.

–  Especial cuidado al alumnado con necesidades de atención educativa, con la recuperación de los recursos destinados al personal de atención a la diversidad y contratación de equipos profesionales adecuados para el trabajo de orientación y la labor tutorial.