Vanessa Lillo: “Necesitamos una ley que defienda la Atención Primaria de las garras del gobierno de Ayuso”

  • La confluencia Unidas Podemos Izquierda Unida Madrid en Pie presenta una resolución en la que insta a la elaboración de una Ley de Atención Primaria.
  • “La atención primaria necesita recuperarse del deterioro sufrido durante años y blinde sus recursos necesarios, no migajas”

La diputada de Izquierda Unida y portavoz de Sanidad de la confluencia Unidas Podemos Izquierda Unida Madrid en Pie ha anunciado que su grupo está trabajando en la elaboración de una Ley de Atención Primaria destinada a dotar de recursos suficientes a este servicio sanitario.

La propuesta, que llega en un momento en el que la crítica situación de los centros de salud ha causado la alarma y la protesta en numerosos municipios de la Comunidad de Madrid, ha sido adelantada por una resolución presentada ante la Asamblea de Madrid durante la celebración del Debate del Estado de la Región. Además, según explica Lillo, sigue la línea abierta por su grupo parlamentario con la PNL presentada el pasado mes de mayo con el mismo sentido.

La intención es blindar la Atención Primaria, un servicio fundamental y la base del sistema público de salud, para que ningún gobierno pueda llevarla a los extremos de colapso en los que la está situando el actual gobierno de Ayuso”, apunta la diputada Vanessa Lillo.

La polémica situación de la Atención Primaria ha sido uno de los elementos más reiterados durante las intervenciones de los distintos grupos parlamentarios durante el debate del estado de la región. Con decenas de centros cerrados total o parcialmente y en pleno apogeo del segundo brote de COVID-19, las fuerzas políticas de la oposición han planteado por distintas vías la necesidad de reforzar este servicio sanitario.

De hecho, la propia presidenta adelantó en la primera sesión del debate lo que calificó como “un plan de choque”, con el despliegue de 80 millones de euros en tres años destinados a mejorar infraestructura y contratación de personal. Una cifra muy aleja de las necesidades que identifican desde Izquierda Unida y el grupo parlamentario de confluencia. “Supone en realidad una inversión de 26 millones de euros al año, estamos hablando de que el presupuesto de la Atención Primaria está en torno a 900 millones de euros al año, eso no resuelve nada”, aclara Lillo.

“Lo que la Atención Primaria necesita es recuperarse del deterioro sufrido durante años y se blinde sus recursos necesarios, no migajas”, apunta en este sentido Vanessa Lillo. “Para eso necesitamos una ley que defienda la Atención Primaria de las garras privatizadoras de gobiernos neoliberales, como está haciendo el propio gobierno de Ayuso”, advierte.

La Ley de Atención primaria impulsada por el grupo parlamentario planteará, entre otras cosas, la necesidad de fijar un mínimo del 20% del presupuesto sanitario en línea con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, así como un incremento de personal y recursos para garantizar “la atención a demanda en un máximo de 48 horas en horario de 8:00 a 21:00”.

Resolución para reforzar el transporte

El grupo parlamentario ha presentado, junto al delante de la Ley de Atención Primaria, resoluciones instando al gobierno autonómico en materias como educación, vivienda, transporte y residencias de mayores.

En el ámbito del transporte, la confluencia ha instado al ejecutivo a reforzar las plantillas. Un elemento que la portavoz Sol Sánchez ha destacado en sus intervenciones durante el debate. “Contraten a los 355 maquinistas que llevan aprobados un año”, ha reclamado la portavoz de IU en la Asamblea de Madrid. “Nos faltan personal  de mantenimiento, 2000 más de personal de estaciones para que la gente viaje con seguridad, y los 67 trenes que llevan licitando un año”, ha señalado.

Desde el grupo parlamentario han apuntado a la importancia central de este servicio público y la necesidad urgente de dotarle de los recursos necesarios para garantizar la movilidad de la población al tiempo que se evitan focos de contagio.