Izquierda Unida Madrid se opone a los traslados forzosos de personal sanitario

El Gobierno del PP y Ciudadanos en la Comunidad de Madrid ha puesto en marcha un nuevo plan sin sentido para afrontar la pandemia de COVID, un despropósito que han llamado “hospital de pandemias” y que tiene más de maniobra de propaganda que de instalación sanitaria.

En marzo optaron por habilitar IFEMA para el traslado de pacientes COVID, convirtiéndolo en un hospital de campaña aislado del resto de la red hospitalaria y recordado por las pocas derivaciones, su vergonzosa fiesta de cierre, la permanente campaña publicitaria en medios y sus millonarios contratos a dedo por más tiempo incluso del que estuvo abierto. Poco después de cerrarlo, Ayuso anunció la creación de un “hospital de pandemias”, otro sinsentido desde el punto de vista técnico, sin ningún informe de especialistas en Salud Pública o Epidemiología que lo avale. Una maniobra de propaganda del Gobierno de la Comunidad de Madrid absolutamente inútil para el manejo de la pandemia.

La principal fortaleza de nuestro sistema sanitario es precisamente la clave para el manejo de esta pandemia: la Atención Primaria, y junto a ella, la Salud Pública, y mientras esos servicios siguen perdiendo recursos, con centros de salud y servicios de urgencias cerrados con la excusa de que en esta situación no podían adaptarse a las necesidades, la Comunidad inicia la construcción de una nave industrial que, meses después y sin que esté terminada, ya ha costado el doble de lo que anunciaron. El doble de dinero para contratas a dedo, para construir una nave sin el equipamiento necesario para llamarse hospital. Mientras, instalaciones cerradas en el Hospital de Vallecas, el antiguo Puerta del Hierro en Madrid o en el Hospital de San Sebastián de los Reyes, donde incluso se mantiene una UCI cerrada con 16 camas, las mismas que se prometen instalar en ese “hospital de pandemias”.

El argumento de que siempre es una buena noticia la creación de una nueva infraestructura sanitaria, término que utiliza el Gobierno de Ayuso porque hasta a ellos les avergüenza llamar hospital a esa nave industrial, choca de frente con la gestión sanitaria más básica y nos pone una pregunta encima de la mesa: ¿qué otras cosas podríamos haber hecho para enfrentar la pandemia con los 100 millones que, por ahora, ha costado ya esa nave inútil?, ¿cuántos profesionales podríamos haber contratado?, ¿cuántos centros de Atencion Primaria podrían haber reabierto?
Una maniobra de propaganda por el capricho y la necesidad de atención de la Presidenta, que sirve además al único objetivo que ha tenido desde que empezó la pandemia: oponerse a todo lo que diga el Gobierno Central. A costa de lo que necesiten las madrileñas y los madrileños. En medio de una pandemia.

Y de la misma manera que esa nave industrial no dispone de los servicios mínimos para llamarse hospital, tampoco dispone del personal necesario. Y no lo van a contratar. Ayuso va a quitar personal sanitario de nuestros centros de salud y hospitales para vestir la inútil maniobra de propaganda que no nos va a ayudar en nada a acabar con esta pandemia.

Traslados forzosos bajo amenazas a los que la inmensa mayoría de personal sanitario se opone porque no quieren abandonar sus puestos, porque no quieren abandonar a sus pacientes.

Izquierda Unida Madrid se opone a esos traslados forzosos. Nos oponemos al desperdicio de dinero público que es esa nave industrial y a que se nos quite a nuestros sanitarios y nuestras sanitarias de donde de verdad nos hacen falta, donde ya están, donde nos cuidan ahora. Llamamos a la cordura a la Comunidad de Madrid, a que actúe siguiendo las recomendaciones de quienes saben, y solo en interés de nuestra salud y nuestra seguridad.

Izquierda Unida Madrid apoya y llama a participar en las concentraciones que se organizan este viernes 11 a las 12h por toda la Comunidad de Madrid en oposición de los traslados forzosos y en defensa de la Sanidad Pública.