Jóvenes IU denuncia que Ayuso vuelve a criminalizar a la juventud madrileña

  • «Si el PP quiere detectar comportamientos irresponsables, que mire a sus amigos de Núñez de Balboa, no a la juventud madrileña» ha declarado Elena Torres de Jóvenes IU Madrid.
  • La juventud se merece alternativas de ocio dignas y seguras, no casas de apuestas por doquier.

La organización juvenil de Izquierda Unida Madrid ha denunciado el nuevo intento del Gobierno de Ayuso de criminalizar a la juventud madrileña, señalándola como culpable de los contagios.

El anuncio de la instalación de siete puntos de test de antígenos junto a los principales campus universitarios supone otra cortina de humo del Ejecutivo autonómico para tapar su incompetencia en la gestión de la pandemia. Ni manipulando los datos, ni haciendo más tests a jóvenes pueden ocultar que apenas el 21% de los contagios se producen en esta franja de edad, pese a que su situación educativa o de precariedad laboral los hace más vulnerables.

Como recuerda la empresa Abbott que produce los test de antígenos, este método diagnóstico solo ha sido probado e indicado para personas que presentan síntomas, por lo que su uso como método de detección masivo supone un desperdicio de dinero público y un intento del Gobierno de reducir artificialmente las estadísticas de contagios.

Esta propuesta va en contra de las necesidades de una juventud madrileña a la que hay que felicitar por su responsabilidad y sacrificio, al ser la población que más esfuerzos ha hecho en la reducción de su vida social y que más ha sufrido en términos de salud mental. Desde Jóvenes IU, demandamos al Ejecutivo que movilice recursos hacia alternativas de ocio seguras y saludables, en vez de permitir el aumento de la ludopatía juvenil con la actual laxitud de la regulación de casas de apuestas.

«Si el PP quiere detectar comportamientos irresponsables, que mire a sus amigos de Núñez de Balboa, no a la juventud madrileña» ha declarado Elena Torres de Jóvenes IU Madrid. La sección juvenil de IU Madrid denuncia el clasismo que ha operado en los cierres perimetrales de las zonas básicas de salud, cerrando sistemáticamente a barrios obreros mientras Ayuso daba barra libre a los barrios más pudientes de la Comunidad, incluso cuando las cifras epidemiológicas eran equivalentes.

En resumen, en palabras de la co-coordinadora de Jóvenes IU Madrid, Elena Torres: «Quién intente criminalizar a la juventud madrileña nos encontrará enfrente, la salud es una cosa muy seria como para que Ayuso haga una gestión partidista, opaca, ineficaz y que pone en riesgo nuestra salud y las vidas de nuestros mayores».