IU Madrid exige que se solucione de inmediato el corte de luz que constituye una crisis humanitaria en la Cañada Real Galiana

Desde hace casi tres meses,  en un contexto de pandemia de COVID 19 y a las puertas de  las vacaciones navideñas escolares,  a los vecinos  y vecinas de los sectores 5 y 6 de la Cañada Real Galiana se les ha privado de acceso a suministros básicos de luz y agua corriente. La responsabilidad directa de estos cortes de servicios corresponde al Gobierno de la Comunidad de Madrid. Una inacción agravada por el conocimiento de primera mano lo qué está sucediendo, sin ofrecer ningún tipo de solución urgente para revocar esta situación inhumana.

Parece que a la Señora Ayuso y sus socios de gobierno de Ciudadanos les preocupa más salvar el resultado comercial de las fiestas navideñas que resolver la situación de vulnerabilidad y pobreza extrema en la que se encuentran miles de vecinos y vecinas que residen en el asentamiento y que está situado a sólo 14 kilómetros de la Puerta del Sol.

El suministro energético es considerado como una de las necesidades básicas que desde los poderes públicos ha de garantizarse. De no ser así se incumple uno de los derechos fundamentales que es la de la protección social que están recogida en nuestro ordenamiento jurídico. Así mismo  en la declaración de los derechos humanos, se recoge como derecho universal para la dignidad de las personas.  Y, desde luego, que miles de personas permanezcan sin suministros básicos  no es el camino hacia la consecución de los compromisos de la Agenda 2030.

La Comunidad de Madrid está incumpliendo el Pacto por la Cañada, firmado en el 2017, en el cual se establece la garantía de los suministros básicos. Un incumplimiento sostenido durante todos estos años, pese a las denuncias de los vecinos y vecinas, y que se ha agravado con estos cortes de suministros. Este retraso en materia urbanística, de vivienda y de integración social provoca la situación de violación de los derechos humanos que hoy estamos viviendo, ante la cual algunas administraciones, como el Ayuntamiento de Rivas, están garantizando espacios municipales para que los niños y niñas puedan asearse y cargar y utilizar sus dispositivos electrónicos.

Por todo ello, desde IU Madrid:

  • Nos solidarizamos con las reivindicaciones  y con la unión de las vecinas y vecinos  de la  Cañada Real que están dando un gran ejemplo de lucha y de dignidad.
  • Exigimos que se restablezca la corriente eléctrica y los suministros básicos para mejorar a la situación de vulnerabilidad en la que se hayan estas vecinas y vecinos. De no hacerlo se seguirá condenando a la pobreza extrema, a la falta de oportunidades de miles de niñas y niños, de adolescentes y se vulneraría el principio de igualdad más elemental.
  • Requerimos al Comisionado de la Comunidad de Madrid el inmediato restablecimiento del suministro eléctrico en la Cañada Real Galiana.
  • Instamos a la Comunidad de Madrid a que aborde las actuaciones en materia de realojos y legalidad urbanística, aprovechando además las próximas viviendas que va a construir el Gobierno Regional.