Izquierda Unida Madrid reitera su exigencia al gobierno autonómico de solventar la crisis humanitaria en la Cañada Real

  • La federación madrileña de IU considera que el suministro de servicios básicos es una decisión política y exige a las autoridades regionales soluciones

Izquierda Unida Madrid ha vuelto a exigir al gobierno del a Comunidad de Madrid presidido por Isabel Díaz Ayuso soluciones a la ausencia de suministro de luz a más de 4000 habitantes de la Cañada Real desde hace tres meses. La federación madrileña de IU considera que se trata de una cuestión política, que se puede solucionar perfectamente si el gobierno autonómico lo decide.

Durante las últimas semanas, coincidiendo con las fiestas navideñas, las vecinas y vecinos del asentamiento se han movilizado en protestas y concentraciones ante su situación, reclamando al ejecutivo regional y a la empresa Naturgy que reestablezcan el suministro. Sin embargo, a pesar de las movilizaciones, la situación persiste.

“El gobierno de la Comunidad de Madrid ya ha dejado bien claro que no tiene la más mínima intención de solucionar este asunto, pero tiene que hacerlo”, advierte el coportavoz de IU Madrid Álvaro Aguilera. “Los servicios básicos no son una cuestión a debate”, apunta.

“Estamos hablando de miles de personas sin luz durante meses, eso es una auténtica crisis humanitaria, pegada a la capital del estado”, añade la coportavoz Carolina Cordero. “Por dignidad, por el más mínimo sentido de la decencia, eso se tiene que solucionar ya”.

Izquierda Unida ya reclamó el pasado 23 de diciembre la actuación del gobierno autonómico para que se reestableciese la corriente eléctrica, así como el cumplimiento del Pacto por la Cañada suscrito por la Comunidad de Madrid en 2017, así el desarrollo de actuaciones en materia de realojos y legalidad urbanística. Ahora, con la llegada de esta ola de frío, consideran aún más urgente que se devuelva la electricidad al asentamiento.

“Una situación que ya era insostenible desde hace meses se vuelve más urgente si cabe con la llegada de la ola de frío, estamos hablando de una emergencia”, insiste en este sentido Cordero.

IU Madrid ha recalcado que, si las autoridades autonómicas no hacen algo, la Delegación de Gobierno tendrá que tomar cartas en el asunto.

“El gobierno de Díaz Ayuso tiene que dejar de lado su posición dogmática y asumir que tiene una responsabilidad con las vecinas y vecinos del a Cañada Real, que tiene la responsabilidad de arreglar esto”, plantea Aguilera.

Así mismo, ha reivindicado la labor de algunas administraciones locales como el Ayuntamiento de Rivas que, a pesar de sus limitados recursos, está desplegando espacios municipales para que niños y niñas de la Cañada Real cuenten con servicios básicos como aseo personal y recarga de sus dispositivos electrónicos.