IU Madrid apuesta por el impulso a un nuevo modelo productivo ante los datos de paro de 2020

  • La organización manifiesta su preocupación por el incremento del desempleo en la región, planteando que la destrucción de empleo se ha ensañado con los sectores que venían siendo más precarios y ligados a la estacionalidad.
  • “La crisis sanitaria causada por COVID-19 ha acelerado y exacerbado problemas estructurales de nuestra región, que tan solo pueden resolverse con una concepción distinta del modelo productivo para nuestra región”.

La federación madrileña de Izquierda Unida ha manifestado su preocupación ante los datos de la región, que muestran la pérdida de 93.184 puestos de empleo en el 2020, la peor cifra desde el año 2013. Para la organización, el incremento del desempleo, esperable ante la reducción de actividad impuesta por la crisis sanitaria, refleja problemas estructurales que se daban antes de la llegada de COVID-19.

Concretamente, Izquierda Unida señala el gran volumen de empleo de baja calidad, atravesado por la estacionalidad y la precariedad, espacio en el que más ha incrementado el paro durante el año. “Estos ámbitos laborales más precarios son los que generan menores ingresos y, por lo tanto, se causa un doble perjuicio en las familias que lo sufren”, advierte la coportavoz de IU Madrid Carolina Cordero.

La coalición también apunta a la preocupante tendencia a la feminización del desempleo, una dinámica que continúa presente en la región. De las personas que se han sumado al paro en 2020, 51.924 son mujeres, frente a 41.260 hombres. Unas cifras que aumentan la diferencia total de desempleo en la región. De las 432.516 personas desempleadas, 247.690 son mujeres y 184.826 hombres.

Así mismo, advierte sobre el incremento del paro juvenil. “Los jóvenes incorporados al ámbito laboral en busca de un primer empleo son lo más drásticamente damnificados”, apunta el coportavoz de la federación madrileña de IU Álvaro Aguilera. Un 37% del total de los nuevos desempleados son jóvenes a la búsqueda de un primer empleo.

IU señala así mismo las diferencias territoriales, dado el aumento del desempleo en los municipios con una economía más precaria, planteando el agravamiento de desarrollo entre zonas de la región.

Nuevo modelo productivo

Frente a estos datos, Izquierda Unida Madrid ha planteado la necesidad de impulsar un nuevo modelo productivo para la Comunidad de Madrid basado en el impulso de una nueva industria productiva y sostenible. “Es imprescindible la recuperación del tejido productivo e industrial que ofrezca trabajos estables y no ligados a la temporalidad”, apunta Álvaro Aguilera. “Una apuesta necesaria, más allá de las urgencias establecidas por la crisis sanitaria”, añade.

Además, la organización apuesta por políticas de reequilibrio territorial que desarrolle de forma equitativa todas las comarcas de la Comunidad de Madrid. “Necesitamos acabar con la lógica perversa del desarrollo del centro y el norte de la región a costa de un sur crecientemente depauperado y con una economía desmantelada”, plantea en este sentido Carolina Cordero.