Unidas por la izquierda

Artículo de Sol Sánchez e Isa Serra en El País.

Al filo de la medianoche del viernes seguía sin haber acuerdo entre las formaciones de Isabel Serra, Sol Sánchez y Raúl Camargo. En el ultimo minuto se ha decidido que finalmente se presentará tres listas a las elecciones:  PSOE, Más Madrid, y la unión de Podemos, IU y Anticapitalistas (agrupados en Unidas Podemos Izquierda Unida Madrid en Pie). A continuación Isabel Serra y Sol Sánchez escriben su opinión sobre la forma en la que quieren gobernar en la Comunidad de Madrid

Tejer a pie de barrio

Crecer en el sur de la periferia madrileña es saber que salir adelante no va ni de esfuerzo ni de talento. Desde pequeña aprendí a luchar colectivamente, conociendo el valor de las comunidades para aprender y superar los momentos difíciles que hay en toda vida, para entender nuestra naturaleza social. Nunca me han interesado los lobbies, las burocracias o los jefes. Lo que siempre me ha interesado es combatir sus poderes, que nos hacen tan difícil sobrevivir. He aprendido que juntas es posible deshacer la madeja capitalista que nos deja ciudades, campos, aires y ríos anegados de contaminación, a la vez que perpetúa la situación sometida de las mujeres.

Para eso hay que tener claros los objetivos y hacerlo democráticamente. Deliberando antes de las grandes decisiones, rindiendo cuentas de lo que se hace. Por eso el empeño que hemos puesto desde IU Madrid en Pie, en tener un buen acuerdo con Podemos. Y lo hemos logrado.

El tiempo del planeta se agota, los expertos nos avisan que nos quedan 11 años para evitar el colapso mientras hoy millones ya sufren los efectos de un sistema criminal. La Comunidad de Madrid es un ejemplo de todo lo que debe ser cambiado. Necesitamos transformar nuestro modelo de consumo, pero también el productivo. De nada sirve fomentar los productos de proximidad si no se produce nada que sirva para estar vivo en las inmediaciones. Igualmente, solo será un parche pensar en cómo mejorar el transporte público si hemos de seguir haciendo cientos de kilómetros a la semana para ir a trabajar o a comprar a centros hipersaturados.

Para que el cambio sea profundo tiene que estar ligado también a una inversión sin precedentes en servicios públicos y cuidados. La garantía para una vida digna no es negociable. Es inaceptable lo que sucede con nuestros mayores terminando sus días en soledad, de nuestros niños y niñas dando sus primeros pasos con un futuro determinado por su código postal. Cuidarnos bien sin depender de si el azar nos ha situado en tal o cual familia o entorno.

Por eso algunas venimos a hacer política institucional de la misma manera que la hemos hecho en nuestras vidas, tejiendo a pie de barrio, uniéndonos con otras solo si es de verdad para luchar, democráticamente, en la mejora de nuestro mundo.

Lo que mide la mejora de nuestra sociedad no es el crecimiento de los grandes indicadores económicos, ni de los beneficios que se reparten entre unos pocos mientras la mayoría es cada vez más pobre, sino nuestra capacidad para reducir la obscena brecha social que separa a unos y otros.
Y eso pasa porque nos impliquemos, primero en una campaña donde las propuestas de Unidas Podemos-IU Madrid en Pie lleguen a todos los vecindarios y centros de trabajo, y después de las elecciones en defender y aplicar juntos y juntas nuestro programa para que consigamos que la clase trabajadora que vivimos en los barrios populares tengamos asegurados nuestro derecho a una vida digna.

Sol Sánchez es portavoz de IU Madrid y candidata a la Asamblea por Unidas Podemos-IU Madrid en Pie.

Juntas para recuperar el futuro

El movimiento feminista nos ha enseñado a anteponer lo colectivo a lo individual, nos ha mostrado como la diversidad, lejos de ser una debilidad, es una fortaleza para el cambio social. Por eso hemos sabido actuar con responsabilidad y alcanzar un acuerdo político en la Comunidad de Madrid para concurrir a las elecciones autonómicas con una sola candidatura de todas las que vemos urgente una transformación profunda en Madrid.

Vivimos momentos decisivos para el futuro de nuestra gente. Tanto las elecciones generales como las autonómicas y municipales marcarán el camino en los próximos años. Y, ante la posibilidad de conformación de un gobierno entre neoconservadores y extrema derecha u otro de PSOE y Ciudadanos, no podemos quedarnos quietos: estamos obligados a avanzar.

La Comunidad de Madrid lleva siendo el campo de pruebas del neoliberalismo al menos desde que en 2003 Esperanza Aguirre llegó al gobierno después del tamayazo, un auténtico golpe de Estado incruento. Los oscuros intereses urbanísticos y financieros que estuvieron detrás de la compra de dos diputados del PSOE recuperaron con creces su inversión. La sanidad, la educación y los servicios públicos pasaron de ser instituciones de garantía de derechos a campos de negocio para los especuladores.

Su liberalismo desregulador esconde un caos real para los madrileños y madrileñas, del que sólo se benefician poderosos como Villar Mir o Florentino Pérez. Unos servicios públicos cada vez más degradados, un empleo cada vez más precario y unos niveles de desigualdad que escalan año a año. La única salida real a esta situación tiene que ser forzosamente colectiva, que mire hacia el futuro y no hacia el pasado, que ponga los derechos de las personas en el centro.

La gente ha perdido la confianza en los políticos. Los escándalos de corrupción con presidentes autonómicos en la cárcel y las décadas de degradación de lo común han alejado a los ciudadanos de las instituciones. Los y las madrileñas están hartas de esperar: de esperar la falsa recuperación que nunca llega a sus casas, de esperar al transporte público que nunca llega, a la cita médica que no acaba de cerrarse o al instituto de su barrio que nunca se construye.

Por eso ha llegado el momento de que tomemos las riendas de nuestras propias vidas. Nosotras no necesitamos parecernos a la gente común, porque somos gente común. Sabemos que ahora la única alternativa es un proyecto con propuestas claras sobre cómo avanzar y defender lo colectivo. Pero sobre todo sabemos que si hay una garantía, es seguir siendo quienes somos, ser leales a las mayorías. Asumamos el reto, recuperemos el futuro. Unidas podemos.

Isabel Serra es candidata de Unidas Podemos – IU Madrid en Pie a la presidencia de la Comunidad de Madrid