Vanessa Lillo: “Hemos cambiado de fase, pero lo que no ha cambiado es su irresponsabilidad”

  • Vanessa Lillo afea las trabas al control parlamentario, la opacidad y la falta de datos sobre la gestión de la crisis en la Comisión de Sanidad de la Asamblea de Madrid
  • El consejero ha despachado 15 peticiones de comparecencia acumuladas de los grupos de oposición con una intervención de 10 minutos

Nuestra diputada y portavoz en la Comisión de Sanidad Vanessa Lillo ha increpado duramente al consejero de Sanidad Enrique Ruiz Escudero por sus trabas a brindar información clara sobre la gestión del gobierno autonómico de la crisis sanitaria. En sus intervenciones en la sesión de la Comisión celebrada esta mañana en la Asamblea de Madrid, ha señalado la imposibilidad de brindar toda la información solicitada por los grupos de oposición a la consejería en el tiempo que ha empleado el consejero.

No en vano, a pesar de la solicitud del PSOE de conceder más tiempo al consejero para responder a todas las peticiones de información acumuladas, a la cual se ha sumado Lillo, el consejero Ruiz Escudero ha despachado las 15 peticiones de comparecencia que figuraban en el orden del día de hoy, con diferentes preguntas, temáticas y cuestiones que han surgido a lo largo de estos meses, con una intervención de tan solo 10 minutos.

Lillo ha cuestionado los motivos que han llevado a conceder tan poco tiempo al control parlamentario de la gestión sanitaria de la comunidad más afectada por la epidemia de Covid-19, apuntando que “responder no depende únicamente del tiempo del que se dispone sino de la voluntad del propio consejero”.

En su segunda intervención, y ante la total ausencia de los datos solicitados por parte de los grupos de oposición, Lillo ha arremetido duramente ante la actitud de la consejería de Sanidad y del gobierno autonómico en general. “Hemos cambiado de fase, pero lo que no ha cambiado es su irresponsabilidad”, ha espetado en su intervención la diputada. “Además la quieren esconder cuando nos tachan a los grupos de oposición de alarmistas”, ha afirmado.

“Nos tacharon de alarmistas cuando les advertimos de la situación de las residencias de ancianos”, ha apuntado. “Espero que no tache de alarmismo cuando las preguntas se las hagan personas con toga”, ha advertido, haciendo referencia a las decenas de investigaciones abiertas por la fiscalía por la gestión de la crisis sanitaria en residencias de ancianos.

«Me he basado en hechos y eso es lo que pido al consejero, hechos, porque nos va la salud en ello, ya tendremos tiempo para hacer batalla ideológica», ha reclamado finalmente Lillo al consejero y su grupo.