IU denuncia la situación del alumnado y familias en la Cañada Real y exige el cumplimiento del Pacto de la Cañada

El gobierno autonómico del Partido Popular y Ciudadanos está haciendo dejación de sus funciones en la Cañada Real, dejando a menores en situación de riesgo extremo son, al menos 1800 alumnos y alumnas afectados.

Es evidente que la compañía eléctrica Naturgy es la principal responsable de esta vulneración de los más elementales principios humanos, al cortar el suministro de luz en la Cañada Real, pero también son responsables los gobiernos de la Comunidad de Madrid y El Ayuntamiento de Madrid al consentirlo: cortar la luz de forma generalizada a una amplia población no está justificado, y más aún en medio de una pandemia y durante una ola de frío.

Durante esta ola de frío el Gobierno de Ayuso, y el alcalde Almeida en la ciudad de Madrid, no está haciendo nada. Basta con remitirse a las actuaciones que sí está haciendo el municipio de Rivas Vaciamadrid y las iniciativas de Unidas Podemos en cuanto a surtir de combustible y poner a disposición un vehículo para la zona, para darse cuenta de la ausencia total de interés para solucionar la situación por parte del ejecutivo autonómico y el ayuntamiento capitolino.

Los cortes de luz por parte de la compañía eléctrica Naturgy afectan drásticamente a las condiciones de vida, en todas sus facetas. En el ámbito educativo, impiden que muchos menores puedan seguir las clases telemáticas, en semipresencialidad o clases on-line.

La Comunidad de Madrid ya ha demostrado que antepone los intereses económicos a los derechos de la ciudadanía y ambos gobiernos son responsables de la situación caótica y la falta de medios con que los centros educativos públicos abordan la continuación de las clases y del caos e improvisación.

Izquierda Unida Madrid denuncia esta privación del derecho a la educación a niños y niñas, en un marco aún más grave por la ausencia de un recurso básico que compromete sus vidas.

IU exige, así mismo, que a se ponga de inmediato remedio a la situación de privación del suministro eléctrico en la Cañada Real y que se habiliten medios para que menores y jóvenes tengan cubiertos sus más elementales derechos humanos.

Para ello es imprescindible que se impulse el proceso de realojo y cumpla el Pacto Regional de la Cañada Real poniendo en marcha las Mesas del Pacto de la Cañada Real donde están representadas, entre otros las administraciones con responsabilidad y que tienen la obligación de solucionar este problema.

Finalmente, IU pide la dimisión de Ayuso y Ossorio como máximos responsables de una política inhumana en la Comunidad de Madrid.

Por otra parte, IU agradece el enorme esfuerzo del profesorado, los trabajadores y trabajadoras, las familias en esta situación, y a la comunidad educativa en general.

Así mismo, agradece los esfuerzos del Ayuntamiento de Rivas, que ha dispuesto durante un largo periodo recursos municipales para atender las necesidades más inmediatas, y realizado una labor de reivindicación y reclamo a la administración autonómica para dar una solución al problema de la infravivienda.

ÁREA DE EDUCACIÓN DE IZQUIERDA UNIDA MADRID