Porque nos importa Galapagar

 · Galapagar en Común-IU anuncia su salida de la coalición Unidas por Galapagar que formaba junto a Podemos y su marca municipal Cambiemos Galapagar.

 · Izquierda Unida Galapagar emprende su marcha política en solitario para seguir luchando por lo que más importa: las vecinas y vecinos de Galapagar.

Galapagar en Común – Izquierda Unida ha anunciado su salida de la coalición Unidas por Galapagar, la confluencia conformada de cara a las elecciones municipales de 2019 con todas nuestras esperanzas en incidir de la forma más positiva en la política de nuestro municipio. Los motivos son múltiples. Por un lado el sistemático incumplimiento de las formas adecuadas tras haber sufrido nuestro grupo y nuestra concejala Celia Martell actitudes intransigentes, de desprecio por parte de los miembros de ese espacio político y de la concejala de Podemos. Por otro lado, haberse vulnerado el funcionamiento del Grupo impedido en diversas ocasiones nuestra intervención en el pleno, la realización de preguntas en comparecencias (alguna solicitada por nuestro grupo), o incluso presentar preguntas y mociones. Consideramos que seguir en solitario nos permitirá volver a ejercer nuestro derecho político de participación y que, de esta manera, nuestros y nuestras votantes vuelvan a encontrar representadas sus ideas en el Pleno Municipal.

Cuando decidimos presentarnos a las últimas elecciones en coalición, lo hicimos para aunar fuerzas y poder compartir espacios de reflexión y trabajo conjunto. Pero poco a poco,  hemos visto  como la alegría con la que decidimos presentarnos a las elecciones conjuntamente ha ido mermando. Nos hemos encontrado muchas piedras en el camino dentro de nuestra coalición, y eso trae como consecuencia, la inviabilidad de este proyecto político. De igual modo, hemos visto como se ha querido callar la voz de nuestra concejala, Celia Martell, y por tanto de nuestra asamblea, en el Pleno del Ayuntamiento, impidiendo escuchar nuestra voz en cosas tan importantes como los presupuestos, el estado del municipio, en la comparecencia del Alcalde sobre los Servicios Sociales solicitada por nuestra asamblea, en los diferentes puntos de los plenos, ruegos y preguntas  y por último, en mociones (con posiciones coordinadas con la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid, la Asociación Itaca CSA o Ecologistas en Acción). Sin duda alguna,  una falta de respeto para los y las votantes que confiaron en nosotras.

En definitiva, la decisión que tomamos tiene que ver con diferentes posturas a la hora de entender la política que lleva a una discrepancia. Un ejemplo claro fue la diferencia de voto en cuanto a la subida de sueldo de los portavoces de la oposición. El planteamiento que defendieron desde Podemos-Cambiemos Galapagar era la subida de 900 a 1200€ por media jornada y a nuestro grupo nos parecía excesiva, y más aun viviendo la situación social provocada por la COVID-19 por eso propusimos una enmienda para que todas las portavoces estuvieran a media jornada cobrando 900€ al mes. De igual modo, las faltas de respeto continuas a las personas integrantes de nuestro Grupo Municipal “Galapagar en Común Izquierda Unida” y a nuestra asamblea han sido numerosas (por lo que dejamos de acudir a las reuniones de confluencia desde hace un año) y nunca hemos querido entrar en dichos conflictos. Se han tomado decisiones en las que nadie de nuestra asamblea ha estado presente, modificando incluso el acuerdo organizativo de la coalición, incumpliendo dichos acuerdos.

La portavoz de Podemos, no nos ha estado proporcionando la información relativa del Ayuntamiento de Galapagar. Nuestro Grupo, al igual que nuestra concejala, no ha tenido constancia de las actividades ejercidas por dicha portavoz, ni de la información que se transmitía en la junta de portavoces, ni de diversas reuniones con el equipo de gobierno. Esto genera desconfianza y opacidad a todos los niveles. Para nosotras, la transparencia y la información ágil y fluida es necesaria para poder trabajar para el pueblo y evitar que la derecha vuelva al Gobierno.

Todos estos, y no sin pena, son motivos suficientes para dar por acabada nuestra participación en la supuesta confluencia. Porque queremos hacer política por y para la ciudadanía y no entrar en rencillas internas que nos desgastan. Queremos seguir siendo la voz de las y los vecinos en el pleno, queremos mirar al futuro. Izquierda Unida no renuncia a la unidad pero desde las exigencias de unas normas de juego que no nos deje fuera como hasta ahora donde se normalice esta discrepancia política y respeto de las partes.

Por último queremos agradecer todo el apoyo recibido desde IU Madrid y desde IU Federal en este largo proceso de toma de decisiones.

Seguimos adelante en nuestra lucha por construir un Galapagar mejor para todos y todas.