Izquierda Unida eleva a Europa la privatización de la sanidad en la Comunidad de Madrid en plena pandemia

  • La eurodiputada Sira Rego registra preguntas a la Comisión Europea sobre los efectos de la privatización de los sistemas de salud durante la pandemia de COVID-19.
  • “La pandemia ha dejado al descubierto efecto que han causado las políticas de austeridad sobre los servicios públicos y en particular sobre el Sistema sanitario”.

Izquierda Unida ha elevado a la Unión Europea la privatización de la sanidad pública y sus efectos sobre la población durante la pandemia de COVID-19. La eurodiputada Sira Rego ha registrado dos preguntas dirigidas a la Comisión Europea planteando la modificación de los criterios de evaluación presupuestaria para incorporar las necesidades sanitarias de la población como eje. Así mismo, ha cuestionado si la Unión Europea recomendará recortes en sanidad a pesar de las circunstancias.

Las cuestiones se basan en los resultados del informe de Audita Sanidad sobre los efectos en  la población de las políticas de privatización y recortes en la Comunidad de Madrid. «Ya tenemos datos objetivos para confirmar lo que desde IU y los colectivos en defensa de la sanidad pública venimos denunciando desde hace tiempo y es que los recortes en salud y servicios públicos están provocando muertes”, ha denunciado la eurodiputada. “La pandemia ha dejado al descubierto efecto que han causado las políticas de austeridad sobre los servicios públicos y en particular sobre el Sistema sanitario”, añade.

La privatización de la Sanidad Pública en la Comunidad de Madrid había sido objeto de denuncia por parte de Izquierda Unida desde mucho antes de la crisis sanitaria. En este sentido, la diputada autonómica y portavoz en la Comisión de Sanidad de la Asamblea de Madrid, Vanessa Lillo, apunta al desmantelamiento de la Atención Primaria y la externalización de servicios.

“La privatización combinada con años de recortes ya había llevado al sistema sanitario madrileño al límite ante de la llegada de COVID-19”, expone Lillo. “Esta política no se ha detenido ni en los peores momentos de la pandemia, incluso se ha acelerado, como en el cierre de centros de salud o la externalización de servicios esenciales, desde los servicio de limpieza a la misma campaña de vacunación”, añade.

En la misma línea, Sira Rego lamenta que “a pesar de las circunstancias tan dramáticas hayan continuado con el saqueo a lo público, que se hayan seguido desviando recursos de lo público a la iniciativa privada”.

Rego también alude a la responsabilidad de las políticas comunitarias, que han favorecido este tipo de políticas. “Unas políticas impulsadas por Europa, pero que han contado con la complicidad de gobiernos como el del PP en la Comunidad de Madrid y que han llevado a nuestro sistema público al colapso”, advierte. “Podría decirse que la Comunidad de Madrid ha sido la alumna aventajada de este modelo desde los tiempos de Esperanza Aguirre”, señala por su parte la parlamentaria autonómica Vanessa Lillo.  

“Por desgracia las cifras del impacto del virus en la Comunidad de Madrid son el reflejo de las consecuencias de este modelo, que deteriora nuestra atención primaria, cierra plantas de hospitales públicos y financia las excentricidades de Ayuso como IFEMA o el Isabel Zendal que sólo llena más los bolsillos de Ferrovial, ACS, CLECE o El Corte Inglés”, afirma la eurodiputada, señalando el impacto de la pandemia en la región madrileña, una de las más afectadas de toda la Unión Europea.