IU Madrid denuncia el agravamiento de la brecha salarial en la región

  • La federación madrileña de Izquierda Unida ha recordado en el Día para la Igualdad Salarial que en la Comunidad de Madrid sigue existiendo una brecha salarial de más del 25%.
  • Para la organización plantea la importancia de luchar contra esta diferencia e impulsar el principio de mismo salario a mismo trabajo, junto un desarrollo de lo público, calidad en el empleo y lucha contra la feminización de la pobreza.

Con motivo del Día para la Igualdad Salarial, Izquierda Unida Madrid ha denunciado la persistencia de una amplia brecha salarial en la región. Una brecha que según los datos de las centrales sindicales alcanzan porcentajes superiores al 25%.

Concretamente, según los últimos datos registrados, correspondientes a 2019, la diferencia del salario medio entre hombres y mujeres en la Comunidad de Madrid alcanzó el 25,47%, lo que se traduce en 7.745 euros menos.

Según denuncia IU Madrid, estos datos chocan frontalmente con la propaganda triunfalista del gobierno autonómico el cual sostiene una reducción constante en esta brecha. Lo cierto es que, durante los últimos el indicador se ha mantenido en porcentajes muy similares, con ciertas oscilaciones.

De hecho, según apuntan desde IU Madrid, es de esperar un grave incremento en la brecha, en línea con los datos de desempleo registrados en 2020, especialmente preocupantes en los sectores más feminizados. «Los datos de desempleo de 2020 nos dan una advertencia clara, y es que esta diferencia puede ser muchísimo mayor en estos momentos», advierte Carolina Cordero, coportavoz de IU Madrid. «¿Por qué decimos esto? Porque la destrucción de empleo se ha ensañado especialmente con sectores muy feminizados, en los que además abunda la precariedad, dos fenómenos que van muy ligados y ante los que el gobierno autonómico no hace nada, de hecho es su modelo», denuncia la coportavoz de la federación madrileña de IU.

«En este contexto de crisis las mujeres no vamos a permitir que se repita lo que en la crisis de 2008, ni que se nos precarice más, ni que se adopten medidas de austeridad que nos ahogan y nos quitan derechos, ni que volvamos a poner en nuestras espaldas la carga de cuidados de la que no se encarga el estado ni los hombres», señala Nora García, responsable del Área de Mujer de IU Madrid.

Para la organización, la brecha salarial constituye una de las injusticias sociales más marcadas y plantea la importancia de perseguir el principio de mismo salario por mismo trabajo.

Así mismo, la organización ha puesto énfasis en la necesidad de acabar con los altos niveles de precariedad e inestabilidad que se dan en sectores de trabajo especialmente feminizados.

Por último, ha reiterado su exigencia de un drástico cambio del modelo laboral en la región que permita atajar esta brecha, abriendo paso a la generación de empleo de calidad. «Desarrollo de lo público, calidad en el empleo y lucha contra la feminización de la pobreza», concluye Nora García.