Izquierda Unida denuncia en Europa la permisividad de Madrid con manifestaciones de extrema derecha y expresiones de intolerancia

  • El europarlamentario Manu Pineda plantea a la Comisión Europea qué medidas piensa impulsar para luchar contra las expresiones de antisemitismo y si instará a España a establecer mecanismos y herramientas más eficaces contra el racismo y la xenofobia.
  • “La UE tiene la obligación de tomar medidas para parar esta espiral”.

Tras la polémica suscitada por la celebración el pasado 13 de febrero de una concentración neonazi en homenaje a la División Azul en el cementerio de La Almudena, Izquierda Unida ha elevado la cuestión al Parlamento Europeo de la mano del eurodiputado Manu Pineda.

Pineda ha señalado lo especialmente preocupante que resulta que la movilización fuese autorizada, a pesar del progresivo aumento de delitos de odio en la región, y a la parafernalia xenófoba y antisemita desplegada en la concentración. «Es inaceptable que se autorice manifestaciones nazis que fomentan el antisemitismo, el racismo, la xenofobia y se haga apología del fascismo”, apunta el parlamentario europeo en este sentido. “Se está permitiendo el delito de odio y no podemos tolerarlo”, afirma Pineda.

Señala además que la Federación de Comunidades Judías en España ha tomado medidas legales ante los acontecimientos  y que la fiscalía ha abierto una investigación por posibles hechos delictivos.

Por estos motivos, Izquierda Unida ha planteado a la Comisión Europea qué medidas piensa impulsar para luchar contra el antisemitismo que se abre paso en movilizaciones como la del pasado 13 de febrero y en línea con la Declaración del Consejo Europeo 13637/20 sobre la integración de la lucha contra el antisemitismo. “La Unión Europea tiene la obligación de tomar medidas para parar esta espiral”, ha declarado en este sentido Manu Pineda.

Así mismo, ha consultado si la Comisión va a instar a las autoridades españolas a establecer mecanismos y herramientas más eficaces para evitar el aumento del racismo, la xenofobia y el neo nazismo. Y, en la misma línea, si considera que este tipo de concentraciones deben ser proscritas, no obteniendo autorización, tal y como solicitan asociaciones y colectivos vecinales de Madrid.

“Hay que frenar el antisemitismo y la exaltación de la ideología nazi”, ha reclamado el eurodiputado de Izquierda Unida. “Si no la paramos ahora lo pagaremos muy caro más temprano que tarde”, ha advertido.