Propuesta de programa de Emergencia Social

  • Izquierda Unida Madrid presenta un decálogo de propuestas ante las elecciones del 4 de mayo.

Ante el panorama autonómico, Izquierda Unida pone a disposición de los intereses del pueblo madrileño lo mejor de su tradición militante: la convergencia entre distintas organizaciones políticas y activistas sociales en torno a un programa concreto.

Nos encontramos en medio de la mayor crisis sanitaria que se recuerda, con unas gravísimas consecuencias económicas y sociales. Y cuando más falta hace una administración pública responsable y eficiente, que garantice la atención sanitaria y la campaña de vacunación Ayuso convoca por su cuenta unas elecciones para poder gobernar con la ultraderecha. El PP de la corrupción y el neoliberalismo no puede seguir gestionando lo común en nuestra región. Ayuso, en definitiva, ha demostrado que prefiere defender los intereses de sus amos que la salud y la vida de las madrileñas. Las fuerzas democráticas no podemos permitir esta deriva criminal del Gobierno del Partido Popular.

Las elecciones marcarán una legislatura de dos años de duración. Esta campaña será un plebiscito sobre las políticas neoliberales y reaccionarias del gobierno y sus socios. La izquierda no puede, en esta situación, volver a cometer errores pasados. Tenemos que responder a lo que la ciudadanía nos demanda: un programa unitario de emergencia social que atienda a las necesidades de la Comunidad de Madrid.

IU Madrid tiene un programa electoral para la Comunidad de Madrid, que es en esencia el aprobado para las elecciones autonómicas de hace escasos dos años, cuyas medidas no se han cumplido al estar en el gobierno este tiempo PP y Cs, con el imprescindible concurso de Vox. Sin embargo, entendemos que, además de la situación pandémica, se nos presenta una legislatura breve y un objetivo claro para estas elecciones, derrotar a la derecha extrema de Ayuso y a la extrema derecha de Vox.

Por ello, IU demuestra el compromiso y la determinación de lograr este objetivo y se remanga para trabajar en ese programa de emergencia. Apostamos, pues, por cohesionar a los sectores a la izquierda del PSOE. No podemos fallar ante el clamor popular por el acuerdo de las izquierdas. Y por ello, lanzamos al debate público, esta propuesta de programa de emergencia social y política:

  1. Vencer a la COVID-19. Proteger la vida. Contratar personal sanitario y de salud pública suficiente para afrontar la lucha contra la pandemia y la campaña de vacunación. Reforzar la frecuencia de paso de los transportes y garantizar la seguridad laboral en todos los sectores. Garantizar una Sanidad Pública y Universal blindando su titularidad y provisión pública en el Estatuto de Autonomía. Dignificar las condiciones laborales de todas las profesionales que nos cuidan. Garantizar la puesta en marcha de todas las instalaciones cerradas, un plan de choque contra las listas de espera, una estrategia de intervención en salud mental y aprobar una Ley de Atención Primaria.
  2. Transformar el Modelo productivo. Promover el reequilibrio territorial mediante la reindustrialización del Sur y el Henares. Apostar por sectores que aporten valor añadido en la digitalización, la investigación y la innovación. Garantizar condiciones dignas en el empleo y promover la negociación colectiva y la erradicación de todas las formas de irregularidad en la contratación (falsos autónomos, becarios etc.). Apoyar económicamente a los sectores más castigados por la pandemia (Hostelería, Comercio, Cultura etc.).
  3. Depuración de toda la corrupción de 26 años de gobierno del PP. Auditoría de toda la contratación pública. Sacar a la luz todas las irregularidades que se hayan cometido con el dinero de todas y todos. Reforma de la Administración para implementar mecanismos de transparencia a todos los niveles. Estudio de las deudas existentes (con la sanidad privada, con las Universidades, deuda pública) y control de estas.
  4. Una vivienda digna para todas las personas. Tomar todas las medidas que nos encaminen a regular el precio del alquiler. Interrumpir la gentrificación de los cascos urbanos, deteniendo la proliferación de pisos de alquiler. Demostrar que es posible una región en la que no haya casas sin gente ni gente sin casas. Impulsar desde el ámbito autonómico los impuestos municipales a los inmuebles vacíos de grandes propietarios, especialmente los de bancos y SOCIMIs. Detener la especulación y las operaciones urbanísticas no sostenibles vital y ecológicamente. Rechazar el proyecto de Ley del Suelo que solo beneficia a las grandes constructoras.
  5. Reforma fiscal solidaria. Que más pague quien más tiene. Acabar con el estatus de paraíso fiscal para las empresas multinacionales y para las grandes fortunas. Equiparar tipos impositivos con el resto del país, y acabar con las amnistías y los regalos fiscales. Recuperar los impuestos de patrimonio y sucesiones, con mínimos exentos justos
  6. Generar una Cohesión territorial que permita equilibrar la región, y el tiempo de desplazamiento al trabajo, el estudio y el ocio. Transporte gratuito para jóvenes, desempleados y personas con menos ingresos, abaratamiento de las tarifas del abono transporte y refuerzo de la frecuencia de paso de Autobuses Interurbanos, Cercanías y Metro (mediante la contratación del personal necesario). Romper el modelo de área metropolitana que segrega el interior de la M-30 del resto de la región.
  7. Recuperar la Educación pública, gratuita y de calidad. La enseñanza concertada únicamente existiría de forma transitoria mientras no exista suficiente dotación de centros públicos. En ningún caso podrían darse conciertos con centros que segreguen por sexo. Acabar con los barracones por la construcción por fases de los centros educativos. Abolir la segregación en la enseñanza. Financiar la etapa infantil (0-3) y dignificar la Formación Profesional. Apoyar a las universidades públicas madrileñas.
  8. Construir una región radicalmente ecologista. Perseguir la sostenibilidad absoluta en la gestión de residuos. Perspectiva ecológica de todas las políticas públicas y lucha contra la contaminación ambiental. Recuperar la gestión 100% pública del Canal de Isabel II y proteger los espacios naturales de la Comunidad. Promover el transporte público frente al coche y los atascos. Establecer corredores ecológicos en la región, que vertebren la vida, la actividad productiva y la movilidad de forma medioambientalmente sostenible. Impulsar una transición energética limpia y justa, generando entornos autosuficientes en los barrios y municipios.
  9. Reforzar el sistema de cuidados. Dotar de los recursos necesarios a la atención a la dependencia y la educación especial, así  como la red pública de servicios sociales. Cambio del modelo de gestión de residencias de dignifique la vida de nuestros mayores y de quien les cuida. Abordar las políticas juveniles de forma transversal, abarcando todas las competencias autonómicas (educación, transporte, vivienda, políticas sociales etc.) deteniendo el abandono del gobierno y respondiendo a la situación creada por la pandemia. Poner todos los centros y medios públicos al servicio de la conciliación familiar y la atención a la infancia.
  10. Apoyar la Solidaridad entre el pueblo madrileño. Defender al tejido asociativo y todas las redes comunitarias que se dejan la piel día a día por una vida mejor para sus vecinas. Crear las herramientas necesarias para la participación social y sindical efectiva en la toma de decisiones. Poner en marcha políticas de memoria democrática y de reconocimiento de todas las personas que lucharon contra el franquismo.