Unidas Podemos se suma a la demanda contra las emisiones de Valdemingómez

  • La Confluencia ha acudido esta mañana a los juzgados de Plaza de Castilla para presentar ante la Fiscalía Provincial una querella ante las emisiones de la incineradora de residuos y para exigir su desmantelamiento.

Unidas Podemos Comunidad de Madrid se ha sumado a la demanda presentada ante la fiscalía por diversos colectivos, organizaciones ecologistas, sindicales, cooperativas de consumo agroecológico, asociaciones vecinales, AMPAs y ciudadanos/as afectados/as.

Desde hace años, las irregularidades e incumplimientos de las normas en el desarrollo de la actividad de la incineradora, el estado de sus instalaciones y el deficiente o nulo control de varias normas de seguridad que tienen como resultado una grave amenaza para la salud de los trabajadores de la planta y la población cercana, así como la contaminación de animales, aire, tierra, subsuelo y aguas circundantes.

Por este motivo, las organizaciones demandantes, reclama la investigación y esclarecimiento de responsabilidades de URBASER, empresa responsable del tratamiento de residuos urbanos; el Ayuntamiento de Madrid, respondable de la Dirección General del Parque Tecnológico de Valdemingómez; Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad de la Comunidad de Madrid, y la Dirección General de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid.

«La incineradora de Valdemingomez produce muchos problemas de salud en la población, debido a sus irregularidades», apunta Mariano Pérez, candidato a las elecciones del 4 de mayo por Unidas Podemos Comunidad de Madrid. «Este modelo de eliminación de residuos, aparte de ir contra las directivas internacionales, muestra una vez más el modelo económico de la Comunidad de Madrid, en el que priman los intereses económicos a la vida de las personas», añade.

«Vemos por toda la Comunidad de Madrid que siempre caen los vertederos, los centros de tratamiento de residuos, las plantas más contaminantes en los mismos sitios, en el sur y en el este de Madrid», apunta Javier Cañadas, también candidato de la confluencia. «La gente de Rivas, la gente de Valleca, tiene el mismo derecho de respirar el aire limpio que respira la gente de Nuñez de Balboa», apunta, destacando las diferencias entre las zonas con mayores rentas de la región y los municipios con mayor volumen de población trabajadora.

«Nosotros creemos que si existe un consenso en la sociedad que ha quedado claro es que la salud tiene que ser lo primero y que no puede ser que estos macrovetederos e incineradoras caigan siempre en los mismos barrios», apunta la candidata Lilith Verstrynge. «Nosotros proponemos que, cuando gobernemos a partir del 4 de mayo en un gobierno de coalición progresista, se cierre definitivamente la incineradora y el establecimiento de un nuevo modelo de gestión de residuos mucho más sostenible y mucho más eficiente, que no perjudique a la salud», afirma, reiterando el compromiso de la confluencia con un nuevo modelo de gestión de residuos en la Comunidad de Madrid.