IU Madrid presenta una batería de alegaciones a la Ley de Medidas Urgentes de la Comunidad de Madrid

• Para Izquierda Unida de Madrid el proyecto de Ley de Medidas Urgentes de la Comunidad de Madrid es un intento más del PP para regular en favor de intereses privados y capitales especuladores.

El pasado 23 de diciembre, víspera de Nochebuena, el Gobierno de la Comunidad de Madrid presentó elAnteproyecto de Ley Ómnibus que afecta a la práctica totalidad de las áreas de Gobierno, manteniendo el trámite de Información Pública hasta el 3 de enero. Es decir, el Gobierno de Ayuso ha dado tan solo 10 días de publicidad a este documento, en plenas fiestas navideñas y con varios festivos nacionales incluidos, para poder estudiar este Anteproyecto que afectará al futuro de nuestra región. Como ya anunciamos hace unos días, se trata de un nuevo ejercicio de desprecio a las madrileñas y madrileños, y a sus representantes públicos, ya que se quiere tramitar de forma opaca y torticera.

Por todo ello, desde IU Madrid se han presentado una batería de alegaciones, mostrando su más absoluta preocupación y rechazo con lo contenido en este texto normativo, que cuenta entre otras acciones con la creación de una Agencia de Contratación Sanitaria que facilitará la progresiva privatización de la Sanidad Pública.

Según IU, este anteproyecto resultaría muy beneficioso para promotores privados de toda índole, pues se cambian 40 leyes para beneficio de intereses de terceros, como son la Ley del Suelo, la ordenación del juego, la equiparación de los VTC con el Taxi; la creación de una Agencia Contratación Sanitaria, entre otras cosas.

Este anteproyecto pretende, entre otras cuestiones, cargarse el sector del taxi como transporte público, favorecer el negocio del juego, facilitar la especulación de suelo y vivienda o crear una agencia de contratación en sanidad sin control parlamentario, no pone el foco en la protección de los colectivos más vulnerables. Además, lo que nos hemos encontrado es de facto, un marco legal en línea con los planes del Gobierno de Ayuso para impulsar, mediante todos los instrumentos legislativos a su alcance, la gestión privada. 

La diputada de IU en la Asamblea de Madrid, Vanessa Lillo ha explicado que “dentro de la gravedad que supone este atropello, el Gobierno regional se ha saltado todos los criterios técnicos y normativos con esta tramitación, pues no puede cambiar tantas leyes sin consulta pública, como tampoco puede modificar una ley dentro de otra ley. Además, el propio Ejecutivo madrileño ha ignorado su propio proyecto normativo del pasado 10 de noviembre, en el que no reflejaba estos cambios legislativos. Por todo nos asombra profundamente esta urgencia y que en menos de un mes hayan presentado este anteproyecto”.

Cabe recordar que, entre las medidas que presenta esta Ley, en su artículo 44, da lugar a la creación de la Agencia de Contratación Sanitaria de la Comunidad de Madrid, un nuevo Ente Público, con plena capacidad jurídica y de obrar, y que actuará con sometimiento al Derecho Privado. Con esta medida, el Gobierno del PP en la Comunidad de Madrid crea un organismo independiente que podrá constituir o participar en cualquier entidad que adopte la forma de sociedad mercantil.

Por otra parte, y Amparándose en la Ley de Contratos del Sector Público, nace otro importante frente de lucha para las organizaciones que defendemos de la sanidad pública, ya que la ceración de esta Agencia podrá contratar de forma centralizada cualquier suministro, bien o servicio que la Comunidad de Madrid considere que debe ser centralizado,y para ello se refiere en todo momento a “la Consejería competente en materia de Sanidad” y al “Servicio Madrileño de Salud, u organismo para la gestión de la asistencia sanitaria que le sustituya”.

Entre los fines y funciones de esta nueva Agencia, el Anteproyecto de Ley incluye diversas referencias a la agilización de compras en situaciones de emergencia como la que aun vivimos en la crisis sanitaria pero, aun llegando tarde, llega a la vez que otras medidas suficientemente abiertas como para dar amparo legal a privatizaciones de la asistencia sanitaria que pueden culminar el proceso de acoso y derribo contra la sanidad madrileña que vienen perpetrando desde hace décadas los sucesivos Gobiernos del PP.

Por último, IU Madrid ha expresado su indignación ante el “enésimo chiringuito del PP, cuyas consecuencias pueden ser muy similares a la privatización del Canal de Isabel II que conllevó el enésimo caso de corrupción política del Partido Popular: el caso Lezo.

Por todo, Izquierda Unida espera que se tengan en cuenta las alegaciones presentadas y se frene esta escalada privatizadora.