Paremos la Ley 脫mnibus

Actualmente, tanto nuestras dos diputadas, como varias de nuestras Redes de Activistas y, en general el grueso de nuestra militancia, se encuentra realizando un arduo trabajo de oposici贸n, divulgaci贸n y lucha contra la Ley de Medidas Urgentes para impulsar la actividad econ贸mica y la modernizaci贸n de la Administraci贸n de la Comunidad de Madrid, m谩s conocida como Ley 脫mnibus.

Esta ley en proceso de tr谩mite parlamentario, lejos de traer medidas para impulsar la actividad econ贸mica de nuestra regi贸n -como su nombre indica-, modifica m谩s de 50 normas de forma potencialmente devastadora para nuestros Servicios P煤blicos, la planificaci贸n de nuestro territorio, nuestra econom铆a… y prevee, entre otras cosas, la creaci贸n de una Agencia de Contrataci贸n Sanitaria de la Comunidad de Madrid, sin ning煤n control parlamentario, que abre las puertas a la contrataci贸n de servicios (tambi茅n m茅dicos) que dar铆a la puntilla al vaciamiento y privatizaci贸n de nuestro valioso Sistema de Sanidad P煤blica.

驴Cu谩les son los aspectos m谩s nocivos de la Ley 脫mnibus?

Se trata de una normativa compleja de sutilidades aparentemente inofensivas, que abren la puerta a la mercantilizaci贸n definitiva de nuestra riqueza com煤n. Destacamos aqu铆 los detalles m谩s llamativos:

Sanidad

  • Modifica la ley en un aspecto muy comprometido: ante una nueva crisis sanitaria o cat谩strofe, solo dos personas, quienes ostenten la presidencia y vicepresidencia, podr谩n adjudicar, a su antojo, contratos de todo tipo y sin estar sometidos a control parlamentario.
  • El art铆culo 41, da lugar a la creaci贸n de la Agencia de Contrataci贸n Sanitaria de la Comunidad de Madrid, un nuevo ente p煤blico, con plena capacidad jur铆dica y de obra, que actuar谩 sometido a Derecho Privado. Un organismo independiente que podr谩 constituir o participar en cualquier entidad que adopte la forma de sociedad mercantil. Ampar谩ndose en la Ley de Contratos del Sector P煤blico, otro importante frente en la lucha de quienes defendemos la Sanidad P煤blica, se crea una entidad con capacidad de contratar de forma centralizada cualquier suministro, bien o servicio que la Comunidad de Madrid considere que debe ser centralizado, abriendo la puerta a la contrataci贸n de servicios (tambi茅n m茅dicos) como posible puntilla al vaciamiento de nuestro valioso Sistema de Sanidad P煤blica.

    Para ello, se refiere en todo momento a 鈥渓a Consejer铆a competente en materia de sanidad鈥 y al 鈥淪ervicio Madrile帽o de Salud u organismo para la gesti贸n de la asistencia sanitaria que lo sustituya鈥. Una agencia sin control parlamentario y cuya direcci贸n ser铆a nombrada por el propio gobierno, dejando al resto de representantes en la Asamblea de Madrid sin ning煤n tipo de control sobre sus actuaciones. Su financiaci贸n vendr铆a con cargo a los Presupuestos de la Comunidad, donaciones, subvenciones, cobro de tasas propias, etc., disponiendo de un patrimonio propio sin control p煤blico y expuesto al cobro de favores.

    Se podr谩 disolver por Ley, por Decreto de Gobierno o por ineficacia / incumplimiento de sus objetivos. En ese caso, ser铆a el Servicio Madrile帽o de Salud SERMAS quien subrogue todas las relaciones jur铆dicas con sus acreedores y deudores. Es decir, una nueva privatizaci贸n de beneficios y socializaci贸n de perdidas.

  • Modifica la Ley de Ordenaci贸n Sanitaria 12/2001 en los art铆culos 22, 25 y 140 para impulsar la coordinaci贸n de la sanidad privada y entre la privada y la p煤blica, permitiendo a los sanitarios de ambos 谩mbitos el acceso a la historia cl铆nica electr贸nica; una clara vulneraci贸n del derecho a la protecci贸n de datos de car谩cter personal.

Servicios sociales

Modifica el acceso a la Renta M铆nima de Inserci贸n (Ley 15/21), quitando competencias a los entes locales en favor de la Consejer铆a, ya de por s铆 incapaz de desarrollar las suyas -si tenemos en cuenta el entorpecimiento en la tramitaci贸n de la RMI (duplicidades en el procedimiento que dificultan su obtenci贸n) y el recorte en la partida de Exclusi贸n Social en los 煤ltimos Presupuestos- y en un momento cr铆tico. Adem谩s, este cambio provocar铆a una mayor confusi贸n entre las personas receptoras del RMI, que hasta ahora acud铆an a sus Ayuntamientos.

En este asunto, sigue sin darse respuesta a una hist贸rica reivindicaci贸n de las ONG y entidades del tercer sector -como s铆 ha hecho el Estado respecto al Ingreso M铆nimo Vital- para que puedan actuar como entidades sociales colaboradoras en la prestaci贸n de la RMI.

Urbanismo

En los 煤ltimos a帽os hemos asistido a continuas e incesantes modificaciones legislativas a favor de la liberalizaci贸n del suelo a las que esta ley termina de poner la guinda.

  • Modifica la Ley del Suelo de 2001, continuando la senda iniciada en legislaturas anteriores, para permitir la construcci贸n en espacios protegidos por un presunto inter茅s social o econ贸mico. Es decir, dar un marco legal a proyectos como Eurovegas.
  • Modifica la Ley de Urbanismo de 1995. Los promotores ya no tienen la obligaci贸n de ceder parte del suelo al Ayuntamiento para la construcci贸n de infraestructuras sociales, espacios municipales, etc.
  • Aumenta el 铆ndice de edificabilidad, aun cuando no se cumplan los est谩ndares, eliminando los pocos frenos de la ley actual, lo que supondr谩 una mayor densificaci贸n del suelo urbano.
  • Se permite edificar en espacios protegidos y actividades e instalaciones hosteleras en v铆as pecuarias. Es decir, podr铆amos encontrar, por ejemplo, un Burger King a la entrada de la Pedriza.
  • Se elimina el requisito de demostrar 鈥渧alor arquitect贸nico鈥 para recibir permisos de rehabilitaci贸n de edificios fuera de ordenaci贸n. De esta manera, cualquier edificaci贸n en terreno no urbanizable puede convertirse en hotel rural o similar, sin requisitos previos.
  • El gobierno regional podr谩 autorizar un uso diferente al establecido en el Plan General de Ordenaci贸n Urbana de cada municipio. Es decir, tendr谩 plena potestad para autorizar todo tipo de proyectos urban铆sticos 鈥渟iempre que no est茅n expresamente prohibidos鈥, modificando el anterior 鈥渟iempre que lo permita la ley鈥.
  • Se flexibilizan las actuaciones en suelo no urbanizable y se eliminan las competencias municipales.

Medioambiente

  • Se flexibilizan determinadas prohibiciones para recoger excepciones que favorecen a 茅lites minoritarias en contra del inter茅s general y del futuro de nuestros recursos naturales, con el objetivo de garantizar, no solo la implantaci贸n de explotaciones tur铆sticas, de ocio, celebraciones o intensivas primarias, sino tambi茅n la actuaci贸n sobre las infraestructuras necesarias, que suelen ser viales y carreteras para veh铆culos privados o almacenes y log铆stica, sobre suelos rurales, protegidos o incluso espacios naturales.
  • Se permite que los Planes Rectores de Uso y Gesti贸n de Parques Regionales, se puedan aprobar por Decreto del Consejo de Gobierno, sin debate parlamentario, ni consulta al Consejo Social, tal y como era obligatorio.

Transporte Urbano y Carreteras

Se incluyen claras referencias a la liberalizaci贸n del transporte y actuaciones sobre la carretera -apostando por un modelo de movilidad basado en el veh铆culo privado, frente al fomento del transporte p煤blico colectivo y las infraestructuras limpias, como el ferrocarril, el tranv铆a, la bicicleta y los trayectos a pie- cediendo ante los intereses de los grandes grupos empresariales y en contra de la obligada estrategia de descarbonizaci贸n.

Ordenaci贸n del juego

  • Se flexibiliza la Ley del Juego de 2001. Lejos de proponer soluciones a la demanda social por el rechazo a la falta de distancia entre centros educativos y casas de apuestas, pone al zorro a cuidado de las gallinas, otorgando a las empresas la elaboraci贸n de 鈥減lanes de prevenci贸n鈥 y dedicando un t铆tulo completo al eufemismo de 鈥渏uego responsable鈥.
  • Aunque incluye el concepto de 鈥淶onas de alta concentraci贸n鈥 no las define cuantitativa, ni cualitativamente, dejando esta definici贸n a discreci贸n de los responsables auton贸micos o municipales. Ni siquiera insin煤a que la demarcaci贸n de dichas zonas sirva para impedir la aparici贸n de nuevos establecimientos de juego.

Hacienda

  • Modifica la Ley de Hacienda y pide de manera abstracta la revisi贸n de subvenciones y ayudas para comprobar que cumplen con los objetivos. Esa 鈥渞evisi贸n鈥 es una herramienta con potencial para atacar a cualquier asociaci贸n, ONG o entidad que no sea de su agrado o del de sus socios de la ultraderecha.
  • Establece periodos trimestrales para el pago de impuestos de m谩quinas 鈥渢ragaperras鈥, reduciendo los riesgos de p茅rdida para sus propietarios, en caso de una nueva pandemia u otro desastre que impida su explotaci贸n. En ese caso, incluso establece literalmente la exoneraci贸n de impuestos.
  • Modifica el decreto de tasas: nuevas tasas para certificados o autenticaciones documentales en archivos y museos que antes no se cobraban; tarifas por el alquiler de espacios p煤blicos (lugares como el Archivo Regional) para eventos privados; tarifas para celebraci贸n de campeonatos, carreras y casi cualquier evento, en montes demaniales p煤blicos, lo que supondr谩 abrir la puerta al deterioro medioambiental de espacios de uso y disfrute de las madrile帽as y madrile帽os. Es decir, estamos ante la mercantilizaci贸n de los espacios p煤blicos y del patrimonio com煤n.

C谩mara de cuentas

Cambia sustancialmente el sistema de elecci贸n de los integrantes de la C谩mara de Cuentas, aplicando el modelo ya establecido para casos de falta de acuerdo en la elecci贸n de los miembros de otros consejos como el del Consejo General del Poder Judicial, donde se establece una primera votaci贸n por 3/5 del Parlamento y una segunda por mayor铆a.

En un 贸rgano como la C谩mara de Cuentas, que depende del parlamento auton贸mico, esta elecci贸n debe ser mucho m谩s rigurosa, por lo que no deber铆a modificarse o hacerlo volviendo al sistema originario establecido en la ley de su creaci贸n en 1999, que garantiza el acuerdo entre los principales grupos parlamentarios y la no exclusi贸n de los grupos de la oposici贸n.

Este sistema cierra la puerta, en gran medida, a la posibilidad de elecci贸n de consejeras y consejeros propuestos por grupos parlamentarios que no forman parte del gobierno, por lo que no se garantiza su control de una manera plural.

Estad铆stica

Se modifica la ley para que el Plan de Estad铆stica pueda salir adelante por decreto, en vez de a trav茅s de propuesta ante el Pleno de la Asamblea, donde puede ser discutida y aprobada por todos los grupos parlamentarios. De esta forma, solo habr铆a datos estad铆sticos de aquello que sea de inter茅s del gobierno regional. Es improbable que esos estudios incluyan datos sobre aspectos como la brecha territorial.

Transparencia y altos cargos

Se elimina la obligaci贸n por parte de los altos cargos de publicar sus bienes y posibles incompatibilidades en dos lugares, siendo ahora suficiente que lo hagan en el Portal de Transparencia.



Estas son solo algunas de las medidas m谩s nocivas, aun hay m谩s:


Actualidad sobre la Ley 脫mnibus:


Acto IU Tres Cantos: En defensa de los Servicios P煤blicos, paremos la Ley 脫mnibus
Acto IU Tres Cantos: En defensa de los Servicios P煤blicos, paremos la Ley 脫mnibus
IU Madrid presenta una bater铆a de alegaciones a la Ley 脫mnibus
IU Madrid presenta una bater铆a de alegaciones a la Ley 脫mnibus
Encuentro municipalista en la Asamblea de Madrid
Encuentro municipalista en la Asamblea de Madrid

Otras iniciativas en marcha

« Volver a Iniciativas