Apoyo a los trabajadores de Schneider en Griñón

El coordinador de Izquierda Unida Madrid, Álvaro Aguilera, ha declarado que “es más necesario que nunca un Plan de Industria para la región, que evite situaciones como las que están viviendo los trabajadores de la planta de Griñón”.

Es la segunda jornada de huelga de los trabajadores de la planta de Schneider en Griñón. En esta ocasión, parte de los más de 180 empleados y empleadas se han concentrado, hoy lunes 7 de marzo, frente al Ministerio de Industria, para protestar por la situación que viven: la empresa quiere llevar parte de la producción de esta planta a Italia, lo que supondría en primera instancia el despido de 87 trabajadores y trabajadoras. Una deslocalización que, a la larga, supondría el cierre de la planta, a pesar de que actualmente es productiva y genera más de 400 empleos indirectos.

Junto a los trabajadores y sus familias, han estado apoyando miembros de la dirección regional de IU Madrid, entre los que se encontraba su coordinador, Álvaro Aguilera, quien les ha vuelto a trasladar el apoyo y la solidaridad de la organización.

En palabras de nuestro Coordinador General “estamos ante un proceso de deslocalización y desmantelamiento de la industria en la Comunidad de Madrid que, tristemente, es muy frecuente en nuestra región”. Aguilera ha planteado, además, «la necesidad de un Plan Regional Industrial que enfrente este tipo de situaciones y que sea capaz de devolver a nuestra comunidad un sector productivo imprescindible, que genera empleo estable y de calidad”.