Un a帽o m谩s de Ayuso, un a帽o m谩s de retrocesos

El 28 de mayo de 2023 representa uno de los episodios m谩s oscuros para la izquierda madrile帽a en los 煤ltimos tiempos. Hoy hace justo un a帽o de aquella fecha, un a帽o desde que Isabel Diaz Ayuso volviera a ganar las elecciones.

Lo hac铆a con mayor铆a absoluta en un escenario de fragmentaci贸n del campo popular que dejaba fuera del parlamento auton贸mico a la izquierda transformadora y de clase, que siempre ha encarnado Izquierda Unida. Quienes apostamos por la unidad en torno al programa, sabemos que, precisamente en la Comunidad de Madrid, no deber铆a ser dif铆cil articular una propuesta com煤n de m铆nimos que represente a todas las fuerzas a la izquierda del PSOE en torno a tres ejes: nuevo modelo productivo con fuerte desarrollo industrial, fiscalidad justa y progresiva, y blindaje de los servicios p煤blicos. Es una tarea pendiente en la que Izquierda Unida Madrid se va a dejar la piel de cara a 2027.

Mientras tanto, la derecha madrile帽a contin煤a afianzando en la regi贸n un modelo ultra neoliberal que se nutre de la especulaci贸n y del desmantelamiento de lo p煤blico, sin aparente desgaste, con una presidenta auton贸mica que, en lugar de rendir cuentas de su nefasta gesti贸n, se permite el lujo de ejercer de oposici贸n al Gobierno Estatal.

En este 煤ltimo a帽o hemos visto al Partido Popular de Madrid sacando pecho de un modelo econ贸mico que se caracteriza por la precariedad y la pobreza de la clase trabajadora. Los hemos visto neg谩ndose a regular el precio de los alquileres, mientras siguen favoreciendo el ladrillazo. Y es que, para Ayuso y los suyos, la vivienda no es un derecho, sino una posibilidad de negocio. Exactamente igual que la educaci贸n y la sanidad p煤blica. Los hemos visto ignorando las necesidades que la comunidad educativa, en su conjunto, viene exigiendo desde hace tiempo, mientras siguen derivando recursos p煤blicos a la escuela concertada. Los hemos visto defendiendo un modelo sanitario que nos imposibilita tener cita con nuestro m茅dico de cabecera cuando lo necesitamos y que colapsa las urgencias hospitalarias. Las listas de espera siguen creciendo mientras se contin煤a sin contratar en condiciones dignas a las y los profesionales necesarios, que existen, pero que no se cuidan y se van. Los hemos visto justificando su gesti贸n negligente en las residencias de mayores durante la pandemia y dando la espalda a las miles de familias que reclaman justicia.

Los hemos visto, en definitiva, consolidando una regi贸n hecha a medida de las 茅lites econ贸micas a costa de nuestros derechos y de nuestras vidas.

Ante semejante panorama, disputar el poder al Gobierno de la Comunidad de Madrid s贸lo tiene un camino: generar desde la izquierda un proyecto alternativo y de profundo cambio estructural en torno a los intereses de la clase trabajadora, de la mano de las organizaciones sociales, vecinales y sindicales de clase.

A un a帽o de la nefasta victoria de Isabel D铆az Ayuso, una Izquierda Unida Madrid fuerte es m谩s necesaria que nunca, al igual que la necesidad de construir, desde ya, la alternativa en cada municipio y en la regi贸n. Os hacemos un llamamiento expl铆cito a vosotras, las militantes de IU, a que os pong谩is esta labor como prioritaria. Porque nos va la vida en ello. Porque s贸lo con organizaci贸n, proyecto y programa podremos devolver a la Comunidad y sus municipios la posibilidad de un futuro digno.