IU Madrid apoya la huelga de la plantilla de Musashi

La empresa japonesa quiere llevar a cabo un ERE que afectar铆a al 30% de la plantilla.

Hoy, mi茅rcoles 26 de octubre comienza la huelga convocada por el comit茅 de empresa de la f谩brica de Musashi en Collado Villalba. El desencadenante de esta huelga es la propuesta de la empresa de llevar a cabo un Expediente de Regulaci贸n de Empleo (ERE) que afectar铆a al 30% de la plantilla. Es decir, de los 155 trabajadores y trabajadoras, la patronal quiere despedir a 55. Adem谩s, la propuesta comprende una rebaja salarial entre un 26 y un 34% para el resto de los empleados.

Izquierda Unida Madrid ha mostrado su apoyo a las y los trabajadores de la planta en la huelga en protesta por este ERE, que podr铆a suponer el primer paso para el cierre de la planta. Hasta las puertas de la f谩brica se ha acercado el responsable de Organizaci贸n de IU Madrid, Fernando Jim茅nez, junto a las compa帽eras de la asamblea de IU Collado Villalba.

Esta f谩brica metal煤rgica del sector de componentes para el autom贸vil ha sido un referente en el noroeste de Madrid. De hecho, parte del desarrollo econ贸mico y social de Collado Villalba se debe a la puesta en marcha de esta f谩brica en 1940, entonces bajo el nombre 芦MADE禄.

La planta lleva d茅cadas sufriendo una desinversi贸n importante. Sus sucesivos equipos de direcci贸n se han mostrado incapaces de presentar un plan adecuado para adaptar la metalurgia por estampaci贸n al sector del coche el茅ctrico y as铆 garantizar la viabilidad de esta instalaci贸n.

El 芦plan de viabilidad禄 presentado ahora para adaptarse al mercado actual pasa por el ERE planteado. Pero tambi茅n por subcontratar parte de la producci贸n o bajar los salarios del resto de la plantilla.

Ante esta situaci贸n, se ha planteado un calendario de movilizaciones que, desde IU Madrid apoyaremos y difundiremos, entre ellos una concentraci贸n frente a la embajada de Jap贸n el pr贸ximo mi茅rcoles 2 de noviembre.

IU Madrid pide que se cumpla el convenio colectivo aprobado en junio de este a帽o y que la empresa desista de este ERE que ser谩 muy perjudicial, tanto para los que pierden su empleo, como para los que se quedan con la misma carga de trabajo a llevar a cabo con un personal considerablemente reducido. Esta estrategia ya conocida puede servir como excusa para una futura deslocalizaci贸n de la planta.