Dos a├▒os sin suministro el├ęctrico en la Ca├▒ada Real

1.800 ni├▒os permanecen, 2 a├▒os despu├ęs, viviendo en condiciones inhumanas tras el corte de suministro de Naturgy a la Ca├▒ada Real.

El 2 de octubre de 2020 la el├ęctrica Naturgy cort├│ el suministro el├ęctrico a la Ca├▒ada Real Galiana. Dos a├▒os despu├ęs, sus habitantes contin├║an en la misma situaci├│n, incluso peor, al pasar de dos sectores afectados a cinco. Es decir, a d├şa de hoy, m├ís de 7.000 personas viven sin suministro el├ęctrico, un tercio de ellas menores de edad.

La comunidad de residentes organiz├│ acciones de protesta con el apoyo de numerosos colectivos sociales y organizaciones -como aquel ┬źNos est├ín apagando┬╗ que desde entonces suena como lema- incluso contaron con el apoyo del Alto Comisionado Contra la Pobreza Infantil de la ONU, que calific├│ esta situaci├│n como irresponsable y contraria a los Derechos Humanos, apelando a las autoridades competentes -Comunidad de Madrid y Ayuntamiento- a mediar con las compa├▒├şas el├ęctricas. Tambi├ęn se pronunci├│ el relator especial de la ONU sobre la pobreza extrema y los derechos humanos, Olivier De Schutter que subray├│ que ┬źlo verdaderamente irresponsable es dejar a los ni├▒os sin electricidad en medio del invierno┬╗ y ha continuado presionando.

Nada de esto ha puesto fin a este abuso, a pesar de que en estos dos a├▒os hemos sufrido una de las peores nevadas de la historia reciente y olas de calor asfixiantes, sin poder encender un radiador o un ventilador. Durante dos cursos escolares los ni├▒os de la Ca├▒ada han tenido que estudiar a la luz de las velas, cubiertos con mantas o inhalando el humo de estufas y cocinas improvisadas. Se acerca un nuevo invierno y no parece que ni la Comunidad de Madrid, ni el Ayuntamiento de la capital vayan a cumplir con el Pacto Regional por la Ca├▒ada Real firmado en mayo de 2017. Un pacto que recog├şa una serie de medidas a tomar para mejorar las condiciones de vida, ya entonces deplorables, de quienes viven a lo largo de estos 14 km.

Mientras el Ayuntamiento anuncia a bombo y platillo la mejora en el funcionamiento de los Servicios Sociales municipales, vemos con estupor c├│mo se vanagloria del desmantelamiento de poblados sin alternativa habitacional, dando la callada por respuesta al abandono sufrido por los residentes de la Ca├▒ada. Ni una sola mediaci├│n ante las empresas energ├ęticas para reestablecer el suministro y realojo de 300 familias olvidando a cientos, abandonados a su suerte y obligados a vivir en condiciones inhumanas.

Al Ayuntamiento le interesa m├ís continuar con sus planes urban├şsticos de viviendas de lujo; viviendas que no tendr├ín ning├║n problema de suministro el├ęctrico. Algunos nuevos propietarios, expresan su deseo de que este problema se solucione cuanto antes, aunque resulta preocupante que una minor├şa lo haga porque estropea las vistas desde sus nuevas ventanas.

Debemos volcar nuestras fuerzas en conseguir un Ayuntamiento que no permita que sus ciudadanas y ciudadanos carezcan de viviendas dignas; que ning├║n escolar tenga que estudiar en condiciones lamentables; que ninguna persona carezca de medios para paliar las inclemencias meteorol├│gicas. Debemos ponernos en la piel de esas personas con empat├şa y no resignarnos; luchar junto a ellos para que se les restablezca la luz ya.

Madrid tiene su propio muro de la verg├╝enza, mide 14 km y se llama Ca├▒ada Real Galiana.

Yolanda Rodr├şguez
Responsable de Redes de Activistas y Áreas de IU Madrid